Elección en la FIFA: ″hermética y medieval″ | La prensa opina | DW | 01.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Elección en la FIFA: "hermética y medieval"

Editorialistas europeos apelan a un nuevo liderazgo en la FIFA para evitar más daños en su prestigio como institución y opinan que los casos de infección por E.coli podrían provenir de vegetales alemanes.

Joseph Blatter: ¿volverá a ser presidente de la FIFA?

Joseph Blatter: ¿volverá a ser presidente de la FIFA?


Lidove Noviny, de Praga: “El representante de Cristo en la Tierra es elegido de entre una serie de candidatos, y el resultado es siempre una sorpresa. ¿Por qué es la elección del presidente de la FIFA mucho más hermética y recuerda más al Medioevo que la del Papa? Durante 107 años, en la cima de la FIFA sólo hubo un intercambio del poder entre ocho hombres. Durante ese mismo período hubo muchos más Papas en la Iglesia Católica. El hecho de que la proliferación de escándalos no se resuelva con la elección de un nuevo presidente es un problema del sistema de la organización, que ya no presenta una estructura de poder papal, sino casi bolchevique.”

“FIFA: ¿dividida en próximos mundiales?”

Independent, de Londres: “Sin un nuevo presidente, el prestigio de la FIFA sufrirá más daños. Si los miembros de la asociación siguen sin reconocer que se ha producido un quiebre de confianza, y si no reaccionan y no toman las medidas necesarias están jugando con fuego. Es muy posible que las instancias futbolísticas nacionales se distancien y organicen sus propios campeonatos. Naturalmente, sería una catástrofe que los próximos mundiales encontraran dividida a la Federación Internacional de Fútbol. Pero ese desastre sería el único resultado posible si se trata de salvar la reputación de esa organización.”

"Autoridades alemanas siembran el pánico"

Liberation, de París: “Nunca se dio tanta importancia al control de sanidad y a la protección de los alimentos. En épocas anteriores, las intoxicaciones por alimentos en mal estado eran mucho peores y mucho más frecuentes que ahora. Nuestras sociedades están obsesionadas con el principio de la prevención y quieren vivir sin ningún tipo de riesgo. A pesar de todo eso, no hay duda de que la propagación de la bacteria E. coli es un escándalo. Las autoridades alemanas tendrán que justificar sus presunciones precipitadas y aparentemente injustificadas acerca de que la infección se originó en verduras provenientes de España. Los vegetales infectados bien podrían provenir de sus propios huertos. La inseguridad no hace más que avivar el pánico. En lugar de eso, se debería informar y esclarecer al consumidor. La política de la psicosis colectiva es demoledora para la economía, pero mucho más para la salud.”

“¿Senadora socialdemócrata alemana culpable?”

El Mundo, de Madrid: “Los 'dedazos' en España apuntan hacia una sola persona como culpable de la 'crisis del pepino': la consejera de Salud de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks. La senadora socialdemócrata de 55 años acusó el pasado jueves a los pepinos españoles de ser los portadores de la bacteria letal 'E.coli'. Ayer, se retractó. Pero el mal ya está hecho y el mercado español paga y pagará caro las palabras de esta recién llegada al Gobierno de la ciudad-Estado hanseática. (…) ¿Se precipitó en sus declaraciones? A juicio de Madrid, sí. El daño económico va a ser cuantioso cuando simplemente tenía que haber esperado unos días más. A juicio de Berlín, no. El daño humano es más importante. Hay muertos y los ciudadanos y medios de comunicación "han presionado mucho" (en palabras de la senadora) en busca de inminentes respuestas. (…) Cornelia Prüfer-Storcks continuará en principio sin problemas en su cargo. En Alemania no se le reprocha nada y se atiende lo justo al enfado de España. Los germanos inciden en que el mercado español no sea el único afectado, sino también el teutón. Los alemanes no han dejado de comprar sólo pepinos españoles, sino que no consumen absolutamente nada de verdura desde hace una semana. Nada y venga de donde venga. (…)“

CP/dpa
Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda