El tiranosaurio está muerto | Política | DW | 17.08.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

El tiranosaurio está muerto

El ex dictador paraguayo Alfredo Stroessner ha muerto. El "tiranosaurio", como lo llamó el escritor Augusto Roa Bastos, falleció el miércoles en Brasilia como consecuencia de una pulmonía.

Alfredo Stroessner: 35 años de terror (foto de archivo, sin fecha)

Alfredo Stroessner: 35 años de terror (foto de archivo, sin fecha)

Durante la dictadura de Stroessner, que duró casi 35 años, "desaparecieron" 400 opositores al régimen de acuerdo con datos oficiales. Organizaciones defensoras de derechos humanos parten, sin embargo, de varios miles de "desaparecidos".

Parte del sistema de terror de Stroessner fue la detención, tortura, muerte o, en el mejor de los casos, expulsión de opositores del país. Jueces de diversos países lo han reclamado ante tribunales, pero el Gobierno de Brasil, donde se había refugiado, nunca autorizó su extradición.

Alfredo Stroessner tot

Empleados del Hospital Santa Luzia Hospital, en Brasilia, transportan el féretro con el cadáver de Strossner.

Stroessner nació el 3 de noviembre de 1912 en la ciudad de Encarnación. Su padre llevó la contabilidad en una fábrica de cerveza alemana antes de emigrar al Paraguay; su madre, fue una indígena. La carrera militar de Stroessner comenzó a los 16 años. De 1932 a 1935 participó en la Guerra del Chaco, contra Bolivia.

Informantes y asesinatos

Luego de una meteórica carrera militar fue designado en 1951 Comandante en Jefe de las FFAA de Paraguay. Tres años más tarde dio un golpe de Estado y se hizo con el poder, poniendo fin a una fase de varios años de inestabilidad política.

Casi 35 años gobernó Stroessner con mano de hierro. Al Paraguay lo cubrió con una densa red de informantes y transformó el terror en medio de gobierno. Para intimidar a sus opositores, hizo arrojar cadáveres de asesinados a ríos o desde aviones.

Alfredo Stroessner

Stroessner en foto de 1987, con el pañuelo tradicional del Partido Colorado.

Su dictadura cayó en medio de la Guerra Fría, lo que sin duda facilitó su proceder. Su hija Olivia dijo el año pasado que su padre había gobernado con anuencia de los EEUU, que exigían "una lucha sin compromisos contra el comunismo".

Refugio de nazis y dictadores

Así ganó también varias pseudoelecciones con mayorías de más del 90 %. Bajo Stroessner, Paraguay se transformó en refugio de ex nazis huidos de Alemania después de la guerra, anticomunistas y dictadores expulsados de sus países, como el argentino Juan Domingo Perón y el nicaragüense Anastasio Somoza.

A Josef Mengele, médico alemán del campo de concentración Auschwitz, responsable de inhumanos experimentos y la muerte de miles de personas, le fue otorgada en 1959 la ciudadanía paraguaya por orden de Stroessner.

En los años 70, Paraguay se transformó en un centro para las actividades en el marco de la "Operación Cóndor", con la que varios regímenes militares sudamericanos persiguieron y mataron a opositores más allá de las fronteras nacionales.

Una era y sus consecuencias

En febrero de 1989, cambiados los vientos en la política internacional, llegó también el fin político de Stroessner. En el ínterin, su familia había acumulado una fortuna multimillonaria. Del poder fue desplazado por el general Andrés Rodríguez, un pariente cercano, también con un golpe de Estado.

La población recibió el cambio con beneplácito. Pero la herencia del régimen militar de Stroessner tiene consecuencias hasta la actualidad. Testimonio de ello son una corrupción galopante, profundas diferencias sociales y el continuado predominio del Partido Colorado.

El nieto del dictador Alfredo "Goli" Stroessner cuenta con una fuerte minoría dentro del partido: muchos paraguayos parecen echar de menos la "paz y el orden" de la dictadura.

En todo caso, la ministra de RREE, Leila Rachid, ha anunciado en el ínterin, que Stroessner no recibirá de ninguna manera un sepelio oficial.

DW recomienda