¿El rostro de Cristo? | Así es Alemania | DW | 10.04.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Así es Alemania

¿El rostro de Cristo?

Que nadie sepa a ciencia cierta si el Santo Sudario de la Catedral de Turín muestra realmente el rostro de Cristo crucificado no frenará la peregrinación de casi 2 millones de personas en las próximas seis semanas.

Papa Juan Pablo II ora frente al sudario de Turín en 1998.

Papa Juan Pablo II ora frente al sudario de Turín en 1998.

1,8 millones de católicos de todo el mundo llegarán al norte de Italia desde este sábado 10 de abril y hasta el 23 de mayo - viernes de Pentecostés - para ver, con sus propios ojos, la tela de más de 4 metros cuadrados de lino sobre la que una especie de imagen en negativo fotográfico parece mostrar la imagen de Jesucristo. La avalancha debe ser similar a la de hace una década, cuando la reliquia fue mostrada por última vez, estimaron las autoridades de Turín. La misteriosa tela fue restaurada en 2002.

Flash-Galerie Turiner Grabtuch

La tela donde pueden verse presuntos rasgos del rostro de Cristo fue expuesta por última vez en Turín en el año 2000.

¿Verdadera o bien falsificada?

Los científicos debaten desde hace más de un siglo si la Sábana Santa existe realmente hace más de 2.000 años y muestra, en efecto, el rostro del ícono de la religión cristiana, Jesús de Nazaret. La tela presenta rasgos de la cara de un hombre torturado, barbudo, con melena, y fue sometida en 1988 a pruebas de datación con radiocarbono que situaron su origen en el año 1300. Además se hallaron en ella restos de sangre y minerales provenientes de Jerusalén, justamente de la época en que ocurrió la crucifixión de Cristo.

Numerosos proyectos de investigación en todo el mundo se han dedicado a estudiar esta sábana con técnicas de radiografía, rayos infrarrojos y análisis espectral, entre otras. Se habla incluso de una rama de la ciencia, la Sindonología, que se dedica al estudio de reliquias de este tipo. Los investigadores se refieren al “sindón” como palabra usada en los evangelios para referirse al tipo de tela usada como sábana mortuoria.

Pero ninguno de los estudiosos ha llegado hasta ahora a resultados concluyentes, asegura Bruno Barberis, Director de la Sociedad Internacional de Sindonología y matemático de la Universidad de Turín. No obstante, la tesis de que la sábana muestra realmente una imagen de Leonardo da Vinci (planteada en Estados Unidos el pasado 2009) le parece a Barbieri más bien descabellada.´

Cuestión de fe

Flash-Galerie Turiner Grabtuch

La última exposición del sudario en el año 2000.

El arzobispo de Turín, Serverino Poletto, ha dicho en su mensaje de Pascuas que el sudario no es una prueba de la resurrección de Jesucristo. La religión cristiana, se basa en los evangelios y no en esta tela, recordó Poletto.

"La ciencia ha demostrado hasta ahora que no se trata de una falsificación o imitación, sino de una verdadera sábana mortuoria", afirma el religioso. Así que es probable que se trate, en efecto, del sudario de Jesús, aunque está claro que no existe aún una explicación científica sobre la impresión del rostro en la tela. Durante años de adoración, la reliquia se ha convertido en testimonio de la fortaleza de la fe.

El Papa en peregrinación hacia Turín

Flash-Galerie Turiner Grabtuch

El Papa Benedicto XVI observa una copia traída por peregrinos de Turín a una audiencia en el Vaticano.

El Papa Benedicto XVI será el más prominente peregrino este 2 de mayo. Sin embargo, no existe hasta la fecha una clara postura del Vaticano sobre la autenticidad de la sábana. En su visita a Turín, en 1998, el Papa Juan Pablo II dijo que la pregunta debía ser respondida por científicos sin prejuicios, capaces de respetar los sentimientos de los creyentes.

El sudario fue descubierto en el siglo XIV en Francia y llegó por extraños caminos a Turín, donde se conserva desde 1578. La imagen del rostro fue vista por primera vez en 1898, cuando se hizo la primera foto de tela. Entonces fueron reconocibles claramente sobre el negativo los rasgos de ese hombre barbado que podría ser Jesús.

La Santa Sábana de Turín es reconocida hoy como una de las grandes reliquias de la Iglesia Católica y sólo fue mostrada cuatro veces en público el siglo pasado. Puntualmente, en cada ocasión, aparecen nuevas tesis sobre ella. Esta vez tocó el turno a un periódico italiano que afirma, de acuerdo con historiadores de la Iglesia, que el dictador alemán Adolf Hitler habría tenido planes de robar la tela en 1939. Ese año la reliquia fue evacuada como medida de protección contra los bombardeos pero, según Davide Cardin, director de la Biblioteca Estatal de Montevergine, se presume que en realidad se buscaba dificultar el acceso de los nazis al sudario.

Autor: Riegert, Bernd / Rosa Munoz Lima

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda