El rey de Bélgica invoca la unidad del país | Europa | DW | 20.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El rey de Bélgica invoca la unidad del país

En su discurso de despedida, el rey Alberto II de Bélgica invocó la unidad del país. Este 21 de julio abdicará en favor de su hijo, el príncipe Felipe.

El monarca manifestó su deseo de que Bélgica preserve su cohesión nacional, ante las crecientes tensiones entre valones francoparlantes y flamencos, de habla neerlandesa. En su tradicional alocución televisada con motivo del día nacional belga, que se celebra este domingo (21.7.2013), el rey declaró que su país debe trabajar en pro de una Europa para todos y cuidar sus relaciones con los países en desarrollo de África central. El Congo, uno de los Estados en el corazón del continente africano, fue una colonia belga. Al final de su discurso, Alberto II, de 79 años, instó a todos los belgas a apoyar a su hijo y heredero, el príncipe Felipe. “Quisiera terminar con una petición de todo corazón, como rey y como padre: colaboren activamente con el futuro rey Felipe y la futura reina Matilde”, declaró. (dpa)

Publicidad