El primer ministro francés supera un voto de confianza | Europa | DW | 16.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El primer ministro francés supera un voto de confianza

Al someterse a un voto de confianza, Manuel Valls buscaba el respaldo a la política económica de su Gobierno. De haberse decidido la votación en su contra, Valls tendría que haber presentado su renuncia a Hollande.

Con un total de 269 votos a favor de un total de 513 emitidos, el primer ministro francés, Manuel Valls, ganó hoy (16.09.2014) el voto de confianza al que se sometió en la Asamblea Nacional, con el que buscaba un respaldo a la política económica de su Gobierno. En contra del nuevo Gobierno encabezado por el socialista votaron 244 diputados.

El grupo socialista tiene actualmente 289 escaños, lo que significa que una veintena de diputados del partido no apoyaron a Valls, al abstenerse en la votación. Los diputados socialistas "rebeldes" se integran dentro de una corriente crítica con las reformas económicas gubernamentales, que consideran que han tomado un giro liberal que no respeta el programa electoral. En el debate general previo a la votación, el primer ministro dijo que frente a una economía en crisis y una amenaza terrorista global "sin precedentes", es imperativa la "unidad nacional".

Austeridad

Valls reafirmó el objetivo de su Gobierno de ahorrar 50.000 millones de euros hasta 2017. En agosto, el jefe de Gobierno tuvo que reestructurar su gabinete, tras las críticas recibidas por su estricta política de ahorro. Tres ministros considerados del ala izquierda fueron apartados de sus cargos en el Gobierno.

Manuel Valls aseguró no eludir sus propias responsabilidades, pero, en favor del crecimiento y de la creación de empleo, instó a cada parte a asumir las suyas, e incluyó en esa petición a la propia Unión Europea (UE) y a Alemania. "El acuerdo entre nuestros dos países es indispensable para relanzar el crecimiento y volver a dar al proyecto europeo su verdadera ambición", sostuvo Valls, no sin recalcar, en alusión a la austeridad que impone Alemania, que "Francia decide por sí misma lo que debe hacer" en materia económica.

MS (dpa/efe)

ADVERTISEMENT