1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

El peligro nuclear persiste

3 de mayo de 2005

La conferencia de Nueva York sobre el tratado de no proliferación de armas nucleares es uno de los diversos temas abordados en los comentarios de la prensa europea, que también se ocupa de las elecciones británicas.

https://p.dw.com/p/6bAV
Annan abre la conferencia sobre el tratado de no proliferación de armas nucleares.Imagen: AP

El periódico Westdeutsche Allgemeine Zeitung, de Essen, opina: "Hace tiempo que no se hablaba de la carrera armamentista nuclear. El miedo a una guerra atómica marcó los debates y manifestaciones de los años 80, pero desde entonces mucho parece haber cambiado para mejor. Parecería que el mundo se ha vuelto más seguro. Pero las apariencias engañan. Pese al desarme y la política de distensión no se ha conseguido detener la proliferación de armas nucleares. El tratado de no proliferación, cuya reforma está siendo discutida desde el lunes por 183 países, ha resultado ineficaz en muchos casos. En Estados Unidos incluso se habla, por primera vez en décadas, sobre el desarrollo de nuevas armas atómicas para una 'guerra limitada'. La carrera armamentista atómica dista de haber quedado atrás. El mundo sigue siendo un polvorín."

Fortalecer los controles

El Stuttgarter Zeitung, de Stuttgart, apunta: "Desde el comienzo de la maratónica conferencia de Nueva York queda en claro que no hay respuestas simples al complejo asunto de la no proliferación de armas nucleares. Pero el tratado al respecto no tiene alternativas y por lo tanto debe ser fortalecido, dando carácter vinculante a controles más severos de la Agencia Internacional de Energía Atómica y dificultando su rescisión por parte de los signatarios. Además se debería hacer notar a Corea del Norte e Irán, en lo posible en forma unánime, que su comportamiento es intolerable. De otro modo se corre el riesgo de que pronto otros sigan su ejemplo y se desate una nueva carrera armamentista nuclear en el Medio Oriente y Asia".

Promesa de continuidad

En cuanto a la campaña electoral británica, el Financial Times, de Londres, apunta: "El Partido Laborista ha demostrado sin lugar a dudas su competencia económica en sus dos períodos de gobierno y su programa electoral constituye una promesa de continuar con la misma política en la mayoría de los campos. (...) Efectivamente, mucho habla a favor de menores impuestos y reformas aún más radicales en los servicios públicos. Lástima que el líder opositor, Michael Howard, no se haya pronunciado en la campaña en estos términos. Eso facilita la elección. Hay buenos motivos para el desencanto con Blair, no en último término la pérdida de confianza derivada de la guerra de Irak. (...) Pero los conservadores de Howard no lucen como una alternativa convincente. Todavía no ha llegado el momento de un cambio."

La ambivalencia de Blair

La Repubblica, de Roma, comenta: "Con Tony Blair las cosas nunca son fáciles. ¿Ha traicionado a la izquierda? ¿O es un pionero socialdemócrata que se adapta a un mundo cambiante? ¿Es un mentiroso que se desenmarca de la tradición británica, que no tolera la mentira? ¿O es simplemente un jefe de gobierno con carisma y habilidades histriónicas? (...) ¿Es el perrito faldero laborista del republicano George Bush? ¿O un gobernante europeo que asigna gran importancia a las relaciones transatlánticas? No sólo quienes observan desde la distancia los acontecimientos en torno al primer ministro británico se plantean éstas y muchas otras preguntas."