El ′′parking del amor′′ | Alemania Hoy | DW | 14.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

El ''parking del amor''

Cada vez más jóvenes permanecen hasta "avanzada edad" en casa de sus padres y carecen de un nidito propio para el amor, problema que un empresario italiano intentó resolver con un estacionamiento para parejas.

¿Dónde ir después de la puesta de sol?

¿Dónde ir después de la puesta de sol?

En Italia, la cuna de Romeo y Julieta y del romanticismo mismo, el Día de San Valentín se vio empañado por una pugna jurídica que echó por tierra la proyectada inauguración del primer parque de estacionamiento parejero de Europa. La policía irrumpió en el "Lovely Park" de la ciudad de Bari, desbaratando los planes de su creador, el empresario Giuseppe Foggeti.

Jóvenes sin nido propio

Según explicó el emprendedor Foggetti, "el objetivo era ofrecer un lugar seguro, en el que todos aquellos que quieran vivir momentos íntimos en sus automóviles pudieran hacerlo sin ser molestados". Todo un servicio a la comunidad. Tanto más sorprendido se mostró pues el empresario del operativo policial, anunciando que se asesorará con su abogado para determinar qué pasos habrá de seguir. Después de todo, había invertido 150 mil euros en el proyecto.

Desde el punto de vista del negocio, la idea no parecía mala, teniendo en cuenta que son cada vez más los jóvenes italianos que siguen viviendo con sus padres hasta haber dejado bien atrás la juventud. De hecho, en la última década del siglo pasado aumentó del 14 al 27% el número de italianos de entre 30 y 34 años que permanecía bajo el techo de sus progenitores.

También en Alemania

El fenómeno no sólo se percibe en Italia. Incluso en Alemania, donde los jóvenes solían irse a vivir solos o en grupos de estudiantes a temprana edad, la tendencia a alargar la permanencia en casa materna es evidente. De acuerdo con un sondeo realizado el año pasado por el Instituto Allensbach de Estudios Demoscópicos, el 89% de los jóvenes de entre 18 y 19 años viven con sus padres. La cifra cobra más significado si se toma en cuenta que en las generaciones precedentes, ese porcentaje era de sólo el 71%. Algo similar ocurre en el segmento de 22 a 23 años de edad: en este caso, el porcentaje ha aumentado del 30 al 45%. En el grupo de los que tienen entre 24 y 25 años, la cantidad ha subido del 16 al 34% y, en el de los de 26 a 27 años, se ha duplicado (del 10 al 20%).

Los números reflejan la nueva realidad, en la que inciden diversos factores, comenzando por el aspecto financiero: el dinero ya no sobra y cuesta financiarse una morada propia, sobre todo cuando los alquileres van en aumento. Algunos hacen notar que se ha modificado la imagen de la familia, que ya no se percibe tanto como una prisión de la que urge liberarse, sino como instancia de respaldo recíproco. Pero, pese a todos los beneficios de vivir con los padres, la gran desventaja sigue siendo la falta de privacidad, que puede resultar especialmente agobiante en el Día de San Valentín. Así pensaba al menos el frustrado empresario de Bari, que se proponía dar entrada gratis a las parejas en este día de los enamorados.

DW recomienda