El Papa consternado por los abusos de menores en Alemania | Europa | DW | 12.03.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

El Papa consternado por los abusos de menores en Alemania

El papa Benedicto XVI escuchó consternado el reporte de abusos en la Iglesia católica, presentado por el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Robert Zollitsch, y dio su pleno respaldo a medidas para aclararlos

El Papa Benedicto XVI y el presidente de la Iglesia Católica Alemana, Robert Zollitsch.

El Papa Benedicto XVI y el presidente de la Iglesia Católica Alemana, Robert Zollitsch.

Después de sostener una audiencia con el Sumo Pontífice de 45 minutos, el líder de la Iglesia Católica Alemana, Robert Zollitsch, pidió perdón nuevamente a las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes y dijo que el Papa lo había animado a adoptar medidas para afrontar el problema.

"Reconocemos claramente nuestra responsabilidad", dijo el arzobispo y añadió que en Alemania los casos van mucho más allá del ámbito eclesiástico. "Queremos destapar la verdad, las víctimas tienen derecho a ello" y reconoció que el objetivo debiera ser primero curar las heridas del pasado y evitar nuevas heridas". Zollitsch dijo que la Iglesia alemana está adoptando medidas para asesorar a las víctimas, investigar las acusaciones de abusos y evitar que vuelvan a producirse, al tiempo que reiteró que la pedofilia no se limita a la Iglesia Católica. Zollitsch informó al Papa de una larga serie de casos de abuso.

no flash - Zollitsch beim Papst - no flash

Zollitsch habló sobre los casos de abuso registrados en colegios católicos alemanes.

Reacciones en Alemania

El presidente del Parlamento alemán, el socialdemócrata Wolfgang Thierse exhortó al Papa a disculparse ante las víctimas. "Un gesto así tiene más valor que varios miles de euros como compensaciones", dijo Thierse, quien es miembro del Comité Central de los Católicos Alemanes, durante una entrevista radial en Berlín. El movimiento de reforma católico "Somos Iglesia" llamó al Papa a exigir consecuencias fundamentales tras la serie de escándalos. El portavoz del movimiento, Christian Weisner, dijo que la actitud de la Iglesia Católica ante la sexualidad resulta sumamente conflictiva.

El arzobispo de Hamburgo, Hans -Jochen Jaschke defendió el mandamiento del celibato en el sacerdocio, pero reconoció que ese tipo de vida atrae a personas que tienen una sexualidad enfermiza. El crítico de la Iglesia y antiguo sacerdote católico Eugen Drewermann exhortó a la Iglesia Católica a revisar la necesidad y vigencia del celibato.

Missbrauch Kirche

Protestas en Estados Unidos por los abusos sexuales contra menores.

Denuncias contra la Iglesia Católica alemana

En las últimas semanas, han surgido más de 100 denuncias referentes a abusos en instituciones católicas alemanas, incluyendo una vinculada al prestigioso coro de Ratisbona, dirigido por el hermano del Papa, Georg Ratzinger, de 1964 a 1994.

Ante periodistas Zollitsch sostuvo que salió reforzado de las conversaciones con el Papa que respaldó la actuación decidida de la conferencia episcopal. La cita con Benedicto XVI tenía por objetivo presentar un informe rutinario acerca de la reciente reunión de los obispos en Friburgo, pero en ese momento estalló el escándalo por el abuso de menores de edad en instituciones católicas. El Papa condenó hace un mes los miles de casos de abusos surgidos en Irlanda, calificándolos como "crimen abominable". El Sumo Pontífice exigió tolerancia cero, esclarecimiento de los abusos y persecución de los agresores. Además se comprometió a aclarar las directrices para tratar casos de abusos en la Iglesia.

En días pasados el Vaticano aceptó participar en la mesa redonda convocada por la ministra de Familia alemana el próximo 23 de abril, en la que se discutirán los casos de presuntos abusos por parte de miembros de la Iglesia Católica. La ministra de Familia alemana, Kristina Schröder, convocó a la reunión a la que acudirán pedagogos que trabajan en la educación de los menores.

En Irlanda, uno de los países más católicos en Europa, se estima que unos 14.500 menores fueron víctimas de abusos por parte de sacerdotes católicos. En Alemania los casos de abuso salpican a 19 de un total de 27 diócesis existentes. Entre los casos más notables se encuentra una escuela jesuita en Berlín ocurridos en las décadas de los años 50 y 60. Otros casos han salido a la luz en Austria, Australia, Polonia, Holanda, España, Francia, Canadá, México y Senegal.

Autora: Eva Usi/ afp, dpa, kna

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda