El océano, ¿pronto una gran zona muerta? | Ecología | DW | 21.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

El océano, ¿pronto una gran zona muerta?

Especialistas en océanos y sus ecosistemas reunieron sus resultados en un informe devastador: la vida en los océanos se extingue aceleradamente.

default

De seguir así, según IPSO, en 30 años los arrecifes de coral habrán desaparecido

La humanidad pronto podría ser testigo de la mayor extinción de especies marinas de los últimos 55 millones de años. Ésta es la devastadora conclusión a la que llegaron 27 especialistas en oceanografía y biología marina reunidos en la Universidad de Oxford en Gran Bretaña. En el contexto del Programa Internacional sobre el estado del Océano (IPSO) -una iniciativa científica para desarrollar recomendaciones prácticas a la economía, la política y a la ciencia-, los especialistas se reunieron en abril y presentan esta semana la versión corta de su informe ante Naciones Unidas.

Pottwal

Las poblaciones de especies comerciales han disminuido en un 90 por ciento

Se agota la capacidad del mar

Institutos y centros de investigación de Australia, Estados Unidos, Dinamarca, Japón, Bélgica, Francia, España, Noruega y Alemania detectan tres factores que podrían acabar con la vida de ecosistemas enteros: el calentamiento de los océanos, su acidificación debido a una mayor absorción de dióxido de carbono de la atmósfera y la falta de oxígeno en ciertas regiones marinas.

“La capacidad de absorción de los mares ha bajado notablemente”, explica Jelle Bijma, del Instituto Alfred Wegener para Investigación Polar y Marina con sede en la ciudad alemana de Bremerhaven. Según este científico, “los hombres han llevado hasta sus límites a muchos ecosistemas del mar”.

No nos damos cuenta

La situación empeora a ojos vista y su alcance es peor de lo supuesto. La acelerada destrucción de las capas de hielo en ambos polos, el aumento del nivel del mar y la liberación de hidratos de metano en el fondo del océano empeoran la situación.

Y aunque la buena noticia es que la proliferación de algas peligrosas y la desaparición de determinadas especies han sido controladas en algo, las poblaciones de ciertas especies comerciales se han reducido en un 90 por ciento. "Desde un punto de vista geológico, las extinciones masivas se producen de la noche a la mañana, pero en el calendario humano podemos no darnos cuenta de que estamos en medio de un acontecimiento de este tipo", afirma Bijma.

“El efecto acumulativo de los factores negativos es mayor de lo que suponía hasta el momento”, se lee en el informe. La pesca intensiva, la fertilización extrema, la modificación de las costas y la consiguiente destrucción de hábitats naturales, el cambio climático y la paralela introducción de especies no locales son factores que, juntos, acaban sistemáticamente con los arrecifes de coral, por poner un ejemplo. Éstos podrán haber desaparecido en un plazo de 30 años.

Riff Fische

Según los científicos de IPSO, la protección de los océanos debe tornarse una prioridad

¿Esperanza en Durban?

Como miembro integral de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (la más antigua de las redes medioambientalistas), esta comisión de expertos propone a los gobiernos tomar ya cartas en el asunto para aplacar el impacto de los “factores de estrés” en los océanos. Las medidas que propone son: permitir sólo la pesca sustentable a largo plazo, la prohibición de evacuar sustancias contaminantes al mar y la regulación estricta de la extracción de materias primas del fondo marino.

“Los resultados que obtuvimos son impactantes”, dice Alex Rodgers, el director del comité de científicos,exhortando a los gobiernos a la acción. Esto, con miras a la conferencia de Durban en noviembre de 2011, se traduce en que el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático debe declarar los océanos como una de sus prioridades.

Autora: Mirra Banchón (ipso/rtr/dpa)
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad