El mercado de Navidad abrió con un monumento a las víctimas del terror | Alemania Hoy | DW | 27.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

El mercado de Navidad abrió con un monumento a las víctimas del terror

Hace casi un año, un terrorista embistió con un camión el mercado de Navidad en la plaza Breitscheidplatz de Berlín. Ahora, los puestos han reabierto con normas más estrictas de seguridad y oraciones de memoria.

"¿Por qué?”, en letras brillantes y rojas, fue escrito entonces en un cartel de madera; una frase que también estuvo presente el lunes (27.11), a la mañana, para la reapertura del mercado de Navidad en la plaza Breitscheidplatz de Berlín. Alrededor del cartel, a su vez, se instaló un monumento improvisado en una escalera de piedra: 12 velas, árboles de Navidad y dos cruces de madera blanca en medio de una variedad de puestos y atracciones. Este es uno de los muchos intentos de los berlineses por mantener viva la memoria de aquel evento ocurrido un año atrás. El 19 de diciembre de 2016, cuando un terrorista embistió con un camión los puestos del mercado navideño, todavía es una herida abierta en la capital alemana. Doce personas murieron, 70 resultaron gravemente heridas. Fue así como la clásica celebración de Navidad en Berlín se convirtió en el escenario del terror islamista en cuestión de segundos.

No es de extrañar, entonces, que los primeros visitantes del mercado paseen, este año,  más contemplativos que divertidos por la plaza. "Ahora se percibe una sensación extraña”, dice un berlinés que no quería perderse ver la plaza decorada. "El problema ya está aquí”, agrega otra mujer.

Poco después de la apertura empezó a dominar el aire el olor a salchichas, así como el aroma del Glühwein –la típica receta alemana de vino caliente con especias–. Las callecitas entre los puestos se llenaron al instante. Algunos expositores, como también algunos transeúntes, se negaron a ceder al miedo. Muchos transmitían un ánimo confiado y decidido frente a la amenaza del terror.

Entre ellos, curiosamente, destacaban los extranjeros como Zvi, de Israel, quien plantea que ha "visto 20 o 30 de estos ataques. No tengo miedo”. Y Michaela, de Irlanda del norte, que también trabaja en uno de los puestos, llamó a la serenidad. "Simplemente tenemos que aprender a manejar el miedo”, dice. Más tarde, por la noche, tuvo lugar la apertura oficial del mercado de Navidad, en el que el alcalde de Berlín se dirige a la multitud.

Conservar la cotidianidad previa a la celebración navideña puede ser muy difícil de lograr este año. Los visitantes recuerdan los innumerables equipos de cámara en la iglesia que es rodeada por el mercado de Navidad más famoso de Berlín. El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière (CDU), animó a los alemanes, en un mensaje realizado durante una entrevista al periódico Bild, a que no falten al tradicional paseo. "Los mercados de Navidad –planteó de Maizière–,  son nuestra vida y nuestra cultura.” Por lo tanto, los ciudadanos deben estar "atentos pero no tener miedo”, agregó.

Conmemoración silenciosa

Antes del inicio oficial, muchos se reunieron en la cercana Gedächtniskirche ("Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm”) para la conmemoración silenciosa. En el santuario, se encendieron 12 velas para las doce víctimas. El pastor Martin Germer hizo un llamamiento a todos los presentes para que no olviden lo que sucedió así como tampoco la misión de cada uno. Queremos hacer nuestro trabajo y queremos expresarlo con un mercado de Navidad ofrecido la gente. El organizador del show, Michael Roden, afirmó que casi todos los puestos de la feria habían regresado este año. Roden es optimista sobre el número de visitantes y espera que oscile entre los 1,2 a 1,5 millones de personas, una cantidad no sustancialmente diferente a la de años anteriores.

Más policías, más barreras de concreto, más cámaras

Motivar a las personas a venir llevó a incrementar significativamente las medidas de seguridad. Esto se aplica a los mercados de Navidad en todo el territorio nacional y, específicamente, en la plaza berlinesa de Breitscheidplatz. Los enormes bloques de hormigón gris restringen los accesos en las entradas para evitar nuevos ataques de vehículos. A ellos se suman el personal de seguridad, a veces armado con ametralladoras, y numerosos patrulleros. En el marco de estas estrictas medidas de seguridad, el Ministro del Interior Federal, de Maizière, declaró: "El peligro del terrorismo es simplemente muy grande, en todo momento, en todas partes.” De ahí que los mercados navideños luzcan hoy algo diferentes de lo que lucían hace algunos años, aunque las autoridades aseguran que no hay indicios de una amenaza de seguridad directa en Berlín.

Un monumento se abrirá en el aniversario

De modo que la temporada de Navidad también puede comenzar aquí, en todo su esplender, aunque con una excepción: el 19 de diciembre, día del aniversario del ataque, el mercado en la plaza Breitscheidplatz estará cerrado. Entonces, junto con los parientes y amigos de las víctimas, se inaugurará el monumento oficial para preservar  la memoria de los que perdieron sus vidas. El monumento tiene la forma de una "grieta de oro” que corre a través de las losas de piedra en el piso de la Breitscheidplatz. Al mismo tiempo, habrá otro servicio conmemorativo en ese día. La Navidad promete ser este año, en Alemania, una fiesta para reflexionar sobre cada uno de nosotros.