El inusual buen tiempo, un riesgo para los bosques alemanes | Ecología | DW | 22.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

El inusual buen tiempo, un riesgo para los bosques alemanes

Las altas temperaturas y los días soleados tienen un lado oscuro: el riesgo de incendios es mayor y las cosechas están en peligro.

Sol y temperaturas altas parecen el tiempo perfecto para estas vacaciones de Pascua. Pero los expertos advierten que Alemania está demasiado seca, prácticamente en todo el país.

Normalmente, los lucrativos cultivos comerciales de colza brotan en el estado alemán de Turingia a finales de mayo. Este año, sin embargo, intentar buscar las flores amarillas que luego se convierten en una de las principales fuentes occidentales de aceite de cocina será en vano.

De acuerdo con Andre Rathgeber, de la Asociación de Granjeros de Turingia, el pronóstico para la colza es tan malo que la mayoría de los granjeros han decidido dedicar su tierra a otras cosechas.

La razón de esto es que la tierra está demasiado seca, especialmente en la zona clave que está a unos 60 centímetros por debajo de la superficie, dijo Corina Schube, del Servicio Meteorológico Alemán.

Se eleva el nivel de alerta por incendios forestales

Los inviernos alemanes deberían ser lluviosos (unos 210 litros por metro cuadrado) pero la media de precipitaciones en los últimos años ha caído a solo 180. Y esta cantidad no se distribuye de forma equitativa. Este invierno, sobre la Selva Negra cayeron unos 300 litros por metro cuadrado, mientras que en la mayoría de Turingia apenas fueron 25.

Esta cantidad de agua es lo normal para una región subtropical, pero no para Alemania. La sequía es particularmente peligrosa para los bosques alemanes e incluso en los climas más fríos del norte las temperaturas han hecho aumentar el nivel de alerta por incendios forestales a "alto” o "muy alto”.

El riesgo es especialmente grave para los bosques de pinos, en los que los árboles especialmente sedientos secan el suelo mucho más rápido que otras especies. Además, las inusuales grandes tormentas de los últimos años han sumado otro factor al problema: hay más madera muerta y hojas sobre el suelo, lo que facilita que prenda fuego.

Ver el video 12:01

El reportero - ¡Héroes del clima! - Vivir en Berlín sin emisiones CO2

Por otro lado, estas tormentas también debilitan enormemente los árboles, haciendo que les cueste más soportar los períodos de sequía. Y la sequía, por su parte, hace que los árboles produzcan menos resina, lo que empeora su capacidad de defensa frente a los insectos invasivos.

500 millones de árboles murieron en el verano de 2018

Otra forma en la que los problemas climáticos están exacerbando el riesgo de incendios forestales en Alemania y provocando malas cosechas es que al mismo tiempo que algunas áreas sufren sequía, otras reciben precipitaciones excesivas. Una lluvia demasiado fuerte puede arrastrar consigo semillas recién plantadas, arruinando la cosecha.

Los agricultores alemanes han intentado combatir el cambio climático plantando más árboles caducifolios y menos coníferos. Sin embargo, las raíces más cortas de los nuevos árboles implica que estos no pueden recoger la humedad enterrada a mayor profundidad, y tienden a marchitarse más rápido.

Sebastian Schreiber, del Consejo Agrícola Alemán, dijo que 500 millones de árboles jóvenes murieron en la ola de calor estival de 2018.

Los expertos forestales están promocionando ahora la creación de bosques especializados y diversos, con plantas elegidas para protegerse mutuamente de la sequía, las tormentas y los parásitos.

(eal/few)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube    

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema