El increíble caso del falso asesinato de Arkadi Babchenko | El Mundo | DW | 08.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El increíble caso del falso asesinato de Arkadi Babchenko

El gobierno ucraniano dice que evitó el asesinato de Arkadi Babchenko, crítico de Putin, y de otros 47 periodistas. Ahora hay un sospechoso detenido. ¿Cuáles son las claves de este caso cercano a la ficción?

Arcadi Babchenko.

Arcadi Babchenko.

Solo un día después de la escenificación del asesinato al periodista ruso Arkadi Babchenko, en Kiev, el fiscal general ucraniano Yuri Lutsenko, manifestó que el Servicio de Seguridad de Ucrania(SBU) había dado con una lista de 47 periodistas, blogueros y escritores ucranianos que también iban a ser asesinados por orden de los servicios secretos rusos.

Arcadi Babchenko y Yuri Lutsenko.

Arcadi Babchenko y Yuri Lutsenko.

El 5 de junio de 2018 apareció esa supuesta lista en el portal noticioso "strana.ua”, citando a una fuente del SBU, que no respondió a la pregunta sobre la veracidad de la lista. Sin embargo, el SBU inició una demanda por revelación de información preliminar sobre una investigación judicial.

Ese mismo día, el SBU citó a las 47 personas que aparecían en la lista, pero solo acudieron 17 periodistas. Todos ellos son considerados testigos y firmaron un acuerdo de confidencialidad. Algunos periodistas, entre ellos también algunos que figuran en ella, dudan de la veracidad de la lista, según dicen, debido a su arbitrariedad y falta de lógica.

Hasta ahora, en el caso Babchenko solo hay un detenido: el hombre de negocios ucraniano Boris Herman, un accionista minoritario de la empresa germano-ucraniana "Schmeisser”, la única fábrica privada que produce armas en Ucrania. Herman fue anteriormente asesor de diputados, una vez de un diputado socialista y otra de un antiguo partido de la región.

Se lo acusa de organizar el asesinato de Babchenko. Pero en el juicio no se habla de la lista de 47 periodistas, dijo a DW el abogado de Herman, Evgueni Solodko. El 31 de mayo, un tribunal de Kiev ordenó la detención de Herman durante dos meses.

¿Herman, agente del contraespionaje?

Boris Herman, sospechoso en el caso Babchenko.

Boris Herman, sospechoso en el caso Babchenko.

Herman declaró en el juicio que es un agente secreto del contraespionaje ucraniano y que ese servicio, que consta de cuatro departamentos, es parte del SBU. "Mi misión era descubrir qué influencia tiene el dinero ruso en la desestabilización de la situación en Ucrania y un posible cambio en el poder”, explicó.

Dijo que, en 2017, un viejo conocido suyo, Viatcheslav Pivovarnik, tomó contacto con él. Pivovarnik es un exciudadano ucraniano que vive hoy en Moscú, donde, según Herman, trabaja en una "fundación” que se ocupa de Ucrania y es cercana al presidente ruso, Vladimir Putin. Herman relató al contraespionaje ucraniano su encuentro con Pivovarnik y obtuvo permiso de reunir más informaciones sobre las conexiones de Moscú en Ucrania. El fiscal militar de Ucrania, Ruslan Kravtchenko, que es fiscal en el caso Babchenko, dijo, por su parte, a DW, que no podía confirmar esas declaraciones de Herman.

¿Un exmonje contratado para asesinar?

Herman informó también que reclutó, con la venia del contraespionaje de Ucrania, a Oleksei Zimbaliuk como "ejecutor del planeado asesinato” de Babchenko. Zimbaliuk es un exmonje. Estaba claro, según Herman, que no iba a cometer un asesinato y se dirigiría de inmediato al SBU. Según él, solo estaba planeado escenificar el asesinato de Babchenko. "Pero jugamos sin mostrar las cartas porque nos quedaba claro que en el SBU hay muchos topos del servicio secreto ruso”, dijo el sospechoso.

Según el SBU, Zimbaliuk es uno de los voluntarios que participaron del lado ucraniano en los combates contra los separatistas prorrusos en Donbás.

Luego de que Herman le ordenara asesinar a Babchenko, Zimbaliuk se dirigió a las autoridades de seguridad. El servicio secreto ucraniano, declaró el exmonje, lo había enrolado para cooperar en "investigaciones secretas”.

Al recibir de Herman 14.000 dólares como adelante por el encargo de asesinato, y 1.000 dólares para la compra de armas, Zimbaliuk fingió el asesinato, según el SBU.

De acuerdo con su propia declaración, Herman recibió luego, de su contacto en la fundación cercana a Putin, una lista con los nombres de 30 periodistas y personalidades públicas ucranianas que, el Kremlin quería eliminar. Herman dijo que le entregó esa lista al contraespionaje ucraniano. Pero el SBU afirmó que, por el contrario, Herman le entregó la lista a Zimbaliuk. Inmediatamente después se produjo la detención de Boris Herman.

¿Quién es el contacto de Herman en la "Fundación”?

Evgueni Solodko, abogado de Boris Herman.

Evgueni Solodko, abogado de Boris Herman.

No se conoce demasiado sobre quién es Viatcheslav Pivovarnik, al que Boris Herman describe como el que ordenó el asesinato de Arkadi Babchenko. Según el registro estatal ucraniano de juristas, fundó junto con Herman una consultoría legal en Kiev. Y Pivovarnik, además, está registrado como director y cofundador de, al menos, otras cinco empresas ucranianas. Según su perfil en Linkedin, en 2010 y 2012 se desempeñó en un "Instituto de Investigaciones Geopolíticas y Económicas”.

En Facebook y en "Live Journal” figura que el director de ese instituto es Alexander Skripalski, quien fue dos veces vicedirector del SBU, desde 1997 hasta 1998, y en 2007. Desde 1992 hasta 1997 fue jefe de instrucción militar en el Ministerio de Defensa de Ucrania. En entrevista con Radio Liberty, Skripalski dijo que ese instituto era un asociación de expertos que organizaba algunos seminarios y publicaba artículos. Actualmente no está en actividad por falta de fondos. Pero Skripalski dice no recordar a ningún experto llamado Pivovarnik. DW intentó ponerse en contacto con Pivovarnik a través de las redes sociales, pero sin éxito.

Autores: Marina Baranovskaia/ Igor Burdiga (CP/ERS)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema