El gol de Hitzlsperger | Deportes | DW | 08.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El gol de Hitzlsperger

El ex internacional alemán, Thomas Hitzlsperger, admitió su homosexualidad sacudiendo así uno de los grandes tabúes del fútbol al convertirse en el primer ex jugador de renombre que lo admite públicamente.

Hitzlsperger, de 31 años y retirado hace sólo cuatro meses, describe en un artículo publicado por el semanario alemán "Die Zeit" la presión psicológica que afrontó en un ambiente donde la homosexualidad sólo aparece con connotaciones negativas. "Imagínese: 20 chicos jóvenes se sientan a la mesa a beber", dijo sobre la relación con sus compañeros. "Uno no tiene más remedio que unirse a la mayoría, siempre que las bromas sobre los homosexuales no sean demasiado ofensivas y tengan alguna gracia".

También para él mismo aceptar que era homosexual fue "un proceso extenso y complejo". "Recién en los últimos años me di cuenta de que prefería convivir con un hombre", admitió. Su paso por equipos de Alemania, Italia e Inglaterra le permitió ver hasta qué punto la homosexualidad es un tabú. "En ninguno de esos países se habla del tema, ni siquiera en los vestuarios".

El ex centrocampista del Stuttgart, la Lazio y el Everton indicó que le "gustaría alentar la discusión sobre la homosexualidad entre los deportistas profesionales".

Muchos aplauden a Hitzlsperger

Hitzlsperger disputó 52 partidos para la selección alemana de 2004 a 2010. Antes de hacer pública su homosexualidad, decidió informar el seleccionador Joachim Löw y el mánager del equipo, Oliver Bierhoff.

(Aston Villa)

Thomas Hitzlsperger

"Thomas tomó la decisión personal de dar este paso y debe ser respetado por todo el mundo en una sociedad abierta", comentó hoy Löw. Bierhoff celebró la valentía del ex jugador: "El hecho de que haya hablado abiertamente merece reconocimiento y respeto".

Las muestras de admiración y respeto llegaron también de ex compañeros de Hitzlsperger como Arne Friedrich, profesionales en activo como Lukas Podolski y funcionarios como el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanziger.

La Unión de Gays y Lesbianas de Alemania (LSVD) lo consideró "una señal muy alentadora, sobre todo para que jóvenes jugadores homosexuales puedan reconocer su identidad sin tener que ocultarse", dijo el vicepresidente del organismo, Jörg Steinert.

Incluso el gobierno de Merkel, por el que pasaron ministros homosexuales y actualmente hay una ministra lesbiana, aplaudió que Hitzlsperger pudiera dar el paso. "Vivimos en un país en el que nadie debería tener miedo de aceptar su sexualidad por miedo a la intolerancia", dijo el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

Mientras la homosexualidad se plantea sin tapujos en ámbitos como el cine, la música o la política, en el ámbito del fútbol sigue atrapada en los prejuicios y el silencio.

DW recomienda

Publicidad