El Gobierno de Tailandia ofrece diálogo con los manifestantes | El Mundo | DW | 27.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El Gobierno de Tailandia ofrece diálogo con los manifestantes

La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, se mostró hoy dispuesta a dialogar con las decenas de miles de personas que se manifiestan en Bangkok contra su Gobierno.

La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, se mostró hoy dispuesta a dialogar con las decenas de miles de personas que se manifiestan en Bangkok contra su Gobierno.

"Tenemos que sentarnos y hablar. Las demandas de los manifestantes deben atenderse mediante el diálogo. Estamos dispuestos a cooperar en cualquier cosa que sea buena para la mayoría", declaró Yingluck a los periodistas antes de entrar en el Parlamento para la segunda jornada en la que se debate una moción de censura contra ella, según la televisión estatal MCOT.

La primera ministra explicó que aplicará la Ley de Seguridad Interna, que permite recortar derechos y libertades civiles como el de las asambleas públicas, para proteger los ministerios y otras propiedades estatales, pero no para atacar a los manifestantes.

Los manifestantes se han dividido en tres grupos

Los manifestantes se han dividido en tres grupos: uno va a los Ministerios de Trabajo y Desarrollo Social; otro a los de Industria e Información y Comunicación Tecnológica; y el tercero a Sanidad y Comercio.

El objetivo es impedir el ingreso de los funcionarios a los edificios de los Ministerios de Trabajo, Industria, Ciencia, Comercio y Salud Pública.

"Ocupen todas las administraciones públicas", instó el líder de las protestas Suthep Thaungsuban durante la noche del martes a seguidores que se encontraban ocupando parcialmente el Ministerio de Finanzas desde el lunes.

Suthep exigió elecciones libres sin compra de votos, así como el fin de toda corrupción y la descentralización del poder.

Las últimas directivas de los manifestantes son quedarse en el exterior, salvo que sean invitados a pasar, agasajar a los funcionarios con flores y pitidos, y regresar al campamento base, que se encuentra instalado en el Monumento a la Democracia, según el diario local "Bangkok Post".

PK/ dpa, efe

Publicidad