El fondo de estabilidad en plena maratón europea | Europa | DW | 30.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El fondo de estabilidad en plena maratón europea

A pesar de que el fondo de rescate para el euro fue aprobado por el Parlamento alemán, el mecanismo de protección no se encuentra todavía en tierra firme. Eslovaquia es especial motivo de preocupación.

default

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera tiene que ser aprobado todavía por cuatro países

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas en inglés) se vota en Austria. El comité de finanzas del Consejo Nacional, el Parlamento austríaco, le dio luz  verde el martes (27.09.2011) y su aprobación está asegurada. El jueves (29.09.2011) lo aprobaron Alemania, Chipre y Estonia. Antes de eso lo habían hecho ya Francia, Bélgica, Finlandia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, España y Eslovenia.

¿Ganas de bloquear o de advertir?

Mientras que en Malta y Holanda la aprobación se da por descontada, en Eslovaquia el factor de inseguridad es alto. En el pequeño país de la unión se debate acaloradamente. Uno de los cuatro partidos de la coalición gobernante, el SAS, rechaza el “paraguas” de protección de la moneda única; para ganar tiempo y lograr convencerlo, Bratislava es la última en votar por la aprobación del fondo.

Deutschland Protestaktion gegen Euro-Rettungsschirm

Protesta en Berlín en contra del fondo para rescatar las economías de la eurozona por la crisis de la deuda

Richard Sulik, líder del SAS,  dirige el movimiento opositor al mecanismo europeo. La bancarrota de Grecia es lo que postula. “El efecto del fondo de rescate es igual a una demente compra de tiempo, pero no soluciona el problema”, aseveró Sulik en entrevista concedida a la televisora alemana ARD. Los esfuerzos de los países del euro por salvar a Grecia sólo merecen su más dura crítica.

Eslovaquia es miembro de la UE desde 2004 y en 2009 se unió al euro. Dado que en la UE para asuntos como este fondo de estabilización se requiere la unanimidad, los países más pequeños pueden echar al agua un proyecto.

La troika en Atenas


Mientras tanto, a Grecia se le acaba el tiempo. A mediados de octubre, las arcas estatales se habrán vaciado, en caso de que no llegue el siguiente tramo del paquete de asistencia. El 18 de octubre sería el día de la declaración de bancarrota, así se dice en Atenas.

Griechenland bekommt Kredite für 3,5 Prozent Zinsen

Grecia recibe créditos a un interés del 3,5 por ciento

Al comenzar la nueva ronda de conversaciones para definir otros tramos de asistencia a Atenas, los que se oponen al drástico plan de ahorro dieron una iracunda bienvenida a los inspectores de la UE, del Banco Central Europeo y del Fondo Monetario Internacional.

Más de 200 funcionarios enfurecidos bloquearon el ministerio de Finanzas. “Tomen su plan de rescate  y váyanse de aquí”, gritaban. Y los expertos de la troika tuvieron que interrumpir  la revisión del plan griego de austeridad porque, una vez más, Atenas no había cumplido con los plazos.

El Bundestag con Angela Merkel

En el Parlamento alemán, la aprobación del fondo era a la vez una prueba para la coalición conservadora-liberal en el Gobierno. La canciller logró poner a su coalición tras suya, a pesar de que 13 de sus correligionarios votaron en contra y 2 se abstuvieron. En el resultado final, no obstante, no tuvieron incidencia, pues tanto socialdemócratas como verdes se pronunciaron a favor del fondo de estabilización. Y aunque el proyecto tiene que pasar por la cámara alta, su consentimiento no es imprescindible. Con todo, los primeros ministros de los Länder darán su opinión acerca de este desembolso millonario.

Autora: Sabine Faber/Mirra Banchón
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad