El FMI pronostica recuperación de la economía mundial | Economía | DW | 21.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El FMI pronostica recuperación de la economía mundial

El FMI se unió al Banco Mundial en su apreciación optimista del futuro de la economía mundial, pero no sin mencionar que todavía hay varios riesgos que enfrentar.

Una semana después de que el Banco Mundial en Washington anunciara que prevé un mayor crecimiento de la economía mundial en 2014, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también augura un buen panorama.

El mensaje central de la actualización del World Economy Outlook publicado este martes (21.01.2014) en Washington es que la economía mundial sigue en vías de recuperación, pero esa recuperación sigue siendo frágil e irregular, de modo que el crecimiento global, de acuerdo con el pronóstico del FMI aumentará de un 3 por ciento en 2013 a un 3,7 por ciento en 2014. Sin embargo, habrá una diferencia entre el ritmo de los países industrializados y el de los emergentes. Mientras los países industrializados pueden contar con una tasa de crecimiento de un 1,3 a un 2,2 por ciento, los países emergentes y en desarrollo crecerán un 5,1 por ciento, luego del 4,7 en 2013.

Se destraba el freno al crecimiento

Olivier Blanchard, jefe economista del FMI.

Olivier Blanchard, jefe economista del FMI.

Con ese pronóstico, el FMI confirma el que ya hizo en octubre del año pasado. “Habrá una desviación de solo un 0,1 puntos porcentuales”, dijo el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard este martes en Washington. “Los frenos al desarrollo económico se están empezando a destrabar”, añadió, “y eso se debe a tres causas: en primer lugar, a la disminución de la presión por consolidar el presupuesto en muchos países. En segundo lugar, el sistema financiero se recupera de a poco. En último lugar, también disminuye la incertidumbre”. Lo que no quiere decir que todas las regiones en el mundo se recuperen de la misma manera. “Entre los países industrializados, la recuperación es mayor en EE. UU. que en Europa, y allí, es más fuerte en los países del norte que en los del sur”, dijo Blanchard. Lo que preocupa al FMI es, sobre todo, la alta tasa de desempleo en Europa: “Eso sigue siendo un factor de riesgo”.

Diferencias en la recuperación

Para EE. UU., las perspectivas, según Blanchard, son buenas. El crecimiento se estabiliza, y la demanda del consumo privado se reaviva. La tasa de crecimiento podría ser del 1,9 en 2013 al 2,8 por ciento en 2014. Eso, al mismo tiempo, le da a la reserva estadounidense, la Fed, el margen necesario como para bajarse de la actual política monetaria laxa, pero el FMI calcula que eso no sucederá antes de 2015.

Para Europa, Blanchard prevé una recuperación de dos niveles. Gran Bretaña podría crecer hasta un 2,4 por ciento. Alemania, hasta un 1,6 por ciento, mientras que Francia solo puede esperar un 0,9 por ciento, debido, según él, a la “incertidumbre política”. El sur de Europa sigue siendo un foco de preocupación para el FMI, ya que allí, si bien aumenta la exportación, sigue rigiendo la política de austeridad para consolidar el presupuesto en varios países, la débil demanda interna, los bancos y las empresas en problemas, que son un lastre para el crecimiento.

Los países emergentes y en vías de desarrollo, señaló Blanchard, seguirán registrando un fuerte crecimiento, aunque no tan dinámico como en años anteriores. “Esos países se benefician, por un lado, de la recuperación de los países industrializados”, dijo el experto, “sin embargo, la situación en los mercados financieros será más compleja para ellos si la Fed vuelve a su política monetaria tradicional”. Por eso, es importante que los bancos centrales de los países industrializados anuncien sus intenciones con claridad y antelación, y, según Blanchard, los países emergentes deberían prepararse para esos cambios fortaleciendo su economía a través de más reformas.