El FBI sacude la campaña presidencial en EE.UU. | El Mundo | DW | 29.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El FBI sacude la campaña presidencial en EE.UU.

Como un jarro de agua fría ha caído en la campaña de Clinton la decisión del FBI de reabrir el caso de Clinton y su uso del correo electrónico privado cuando era secretaria de Estado.

El FBI ha sacudido la campaña presidencial en Estados Unidos al reabrir el viernes (28.10.2016) el caso del uso por parte de la candidata demócrata, Hillary Clinton, de un servidor privado para sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado.  James Comey, director de la Agencia Federal de Investigación, envió el viernes al Congreso una confusa carta que ha dejado más preguntas que respuestas y que ha agitado la campaña electoral a diez días de las elecciones presidenciales.

"A colación de un caso no relacionado, el FBI ha tenido conocimiento de la existencia de correos electrónicos que parecen ser pertinentes para la investigación", escribió Comey, quien se comprometió a revisar los nuevos correos electrónicos para "determinar si contienen o no información clasificada" y "valorar su importancia" para su investigación.  Los correos electrónicos fueron encontrados en un ordenador que pertenecía al ex congresista demócrata Anthony Weiner, investigado en un escándalo de "sexting" (envío de mensajes, fotos o vídeos de contenido sexual) con una adolescente de 15 años. Weiner está separado de Huma Abedin, ayudante de Clinton. Según la cadena CNN, los correos electrónicos fueron enviados o recibidos por Abedin.

Jarro de agua fría

El anuncio de Comey ha caído como un jarro de agua fría en la campaña de Clinton, que lleva 4,6 puntos de ventaja en las encuestas a su rival, el candidato republicano Donald Trump, según la web RealClearPolitics, que hace una media de las últimas encuestas nacionales publicadas. Clinton ha exigido al director del FBI que explique de qué correos electrónicos se trata. La candidata demócrata se mostró, sin embargo, confiada en que, sea lo que sea, no cambiará la decisión alcanzada en julio por el FBI de no presentar cargos contra ella por el uso de un servidor privado cuando era secretaria de Estado entre 2009 y 2013.

La presidenta interina del Partido Demócrata, Donna Brazile, calificó hoy (29.10.2016) la decisión de Comey de reabrir el caso de "irresponsable" y acusó a los republicanos de intentar "politizar el episodio sin evidencias".  "El FBI tiene la solemne obligación de mantenerse neutral en asuntos políticos. Incluso si hubiera la menor apariencia de que se utiliza el poder de la agencia para influir en las elecciones sería muy preocupante", dijo Brazile, quien también exigió al director del FBI explicaciones sobre las pesquisas y sobre qué acción tomará su agencia al respecto. Por su parte, el candidato republicano, Donald Trump, ha aplaudido la decisión de Comey de reabrir el caso de los correos electrónicos de Clinton, a la que el multimillonario acusa de corrupción. "Esto cambia todo", dijo el viernes Trump. Trump ha llegado a comparar este caso con el escándalo de Watergate, que provocó la dimisión del presidente republicano Richard Nixon. "Estoy en Colorado. Un gran día planeado, pero nada puede ser tan grande como lo de ayer", escribió hoy Trump en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el director del FBI se encontraba entre la espada y la pared: Si informaba al Congreso sobre la aparición de nuevos correos electrónicos, sería acusado de dañar la campaña de Hillary Clinton. Si esperaba y se descubría después de las elecciones que había ocultado esa información, podría haber sido acusado de falta de transparencia para favorecer a Clinton. 

 

DW recomienda

Publicidad