El Estado Islámico no ha sido derrotado a largo plazo | El Mundo | DW | 17.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

El Estado Islámico no ha sido derrotado a largo plazo

A pesar de que ahora el llamado "Estado islámico" ha perdido todo su territorio, el mal del terror yihadista no ha sido erradicado, opina nuestro columnista invitado Rainer Hermann, del “Frankfurter Allgemeine Zeitung”.

Gracias al decidido compromiso de la comunidad internacional, el Estado Islámico (EI) está casi derrotado, aunque no sea en su totalidad: derrotado al menos militarmente y al menos por el momento. Sin embargo, hay que tener cuidado al ilusionarse cuando el último combatiente del EI se rinda y cuando se conquiste el último remanente en un área que hace solo cinco años era tan grande como Gran Bretaña. Hasta ahora no se ha conseguido más que una etapa de la victoria, aunque sí es importante. El mundo no debería creer, de ninguna manera, que el fantasma del terror yihadista ha sido eliminado.

Todavía hay que tener cuidado

Una de las razones de esta cautela es que la ideología del salafismo yihadista se ha convertido en parte integral del arsenal de justificaciones del terror. Pero no todos los salafistas, no todos los que quieren vivir como los primeros musulmanes, son automáticamente terroristas. El espectro abarca desde un salafismo completamente apolítico hasta uno cuyos seguidores están convencidos de que su utopía solo puede crearse a través de la violencia, la yihad.

Kommentarbild PROVISORISCH | Rainer Hermann, FAZ & Klett-Cotta (Helmut Fricke)

Rainer Hermann

La activación de la violencia puede estallar en cualquier momento y puede volver a ocurrir rápidamente después del fin militar del "Estado Islámico". Por otro lado, los expertos estiman que el número de combatientes del EI que han pasado a la clandestinidad en los últimos dos años es de 30.000. Algunos de ellos pueden ser capaces de integrarse en sus antiguas sociedades, pero muchos solo están esperando una nueva oportunidad. Algo que podría ocurrir si las partes en conflicto que luchan entre sí crean un vacío involuntario o si, después de todo, Estados Unidos se retira de Siria. El EI volvería a llenar rápidamente cualquier vacío, tal como lo hizo cuando triunfó en 2014.

El Estado Islámico y sus organizaciones predecesoras han sido subestimados muchas veces. En la penúltima victoria sobre el EI en 2008, el número de yihadistas clandestinos en Irak se estimó en unos pocos cientos. Tres años después, sin embargo, la organización regresó con gran fuerza, ya que sus líderes habían aprendido de sus errores y se habían adaptado al nuevo entorno. Eso no será diferente esta vez. Como entonces, el resto recurrirá primero a las tácticas clásicas de la guerrilla con ataques terroristas para sembrar el miedo y el terror. También intentarán llevar su guerra a Occidente. Por eso es necesario mantener la vigilancia.

La juventud necesita perspectivas

Para quitar terreno a la mayoría de los yihadistas, solo queda algo por hacer: en sus países de origen deben existir condiciones que ofrezcan participación y justicia, para que los jóvenes no piensen que solo el terror les ofrece un camino hacia un futuro mejor. Aunque este no es el caso en este momento, la victoria actual sobre el EI es importante. Sobre todo porque el EI está ahora privado del territorio con el que pretendía atraer a gente para lograr una vida "islámica" en un Estado "Islámico".

(ct/eal)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda