El escándalo Barclays: ¿qué otros bancos están comprometidos? | Economía | DW | 03.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

El escándalo Barclays: ¿qué otros bancos están comprometidos?

El escándalo de tasas de interés manipuladas adquiere cada vez mayores dimensiones. Ya renunció el presidente del directorio del Barclays. Otros bancos están bajo sospecha.

El escándalo en relación con la manipulación de tasas de interés en Gran Bretaña hizo rodar otra cabeza: Bob Diamond, el presidente del directorio del londinense Barclays Bank, renunció este martes. “La presión sobre el Barclays es tan grande que amenaza ya el futuro de la institución y ello no puedo permitirlo”, dijo Diamond en un comunicado de prensa.

La semana pasada, el Barclays fue multado con 360 millones de euros. Las autoridades de vigilancia bancaria en Gran Bretaña y Estados Unidos comprobaron que el Barclays había manipulado los intereses en las transacciones interbancarias. El banco reconoció que algunos de sus corredores habían actuado dolosamente. El lunes ya había anunciado su renuncia Marcus Agius, presidente del consejo de administración.

Robert Diamond der Geschäftsführer von Barclay Bank

Robert Diamond

Diamond, de 60 años, trabajaba desde hace unos 16 años en el Barclays. Como director de la sección de inversiones transformó a Barclays Capital en un floreciente negocio. Desde comienzos de 2001 era presidente del directorio del Barclays.

Barclays: solo la punta del iceberg

El actual escándalo de manipulación de tasas de interés puede ser solo un comienzo. Otros bancos en Estados Unidos y Europa son sospechosos de hacer participado también en los manejos. Desde hace meses son investigados más de una docena de grandes bancos, entre ellos el Deutsche Bank y el UBS. “Temo que esto no sea más que la punta del iceberg. No puede ser de otra manera, ya que la tasa de interés interbancaria no es fijada por un banco, sino por varios”, opina David Buick, analista de BGC Partners, una empresa de servicios financieros globales. También FSA, la autoridad de supervisión financiera de Gran Bretaña, dejó claro el lunes que el caso Barclays no es un fenómeno aislado.

¿De qué se acusa a los bancos?

Marcus Agius Barclays Vorsitzender

Marcus Agius

Las autoridades descubrieron que de 2005 a 2009 se registraron irregularidades tanto en la tasa de interés EURIBOR (Euro Interbank Offered Rate) como en la LIBOR (London Interbank Offered Rate). Se trata de tasas a las que los bancos se prestan dinero entre sí. Al Barclays se le acusa de haber manipulado la tasa LIBOR, fijada diariamente en Londres y que sirve de referencia también para créditos a particulares y empresas, derivados y otros productos financieros por billones de dólares. Esa tasa está basada en datos que proporcionan varios grandes bancos.

Con los manejos, los bancos lograron mayores tasas de ganancias propias y ocultaron sus verdaderos costos de refinanciación, tal la acusación. Ello es grave, ya que: “La tasa LIBOR es la base todas las demás tasas. Hasta el más pequeño crédito depende al final de ella. Ante nosotros se abre un verdadero abismo”, dice Stefan Stern, de la Cass Business School, de la Universidad de Londres.

Se creará una comisión investigadora

Diversos medios británicos exigen ahora una profunda reforma del sector bancario, que “está enfermo en su núcleo”. David Cameron, el primer ministro británico, anunció ya una nueva investigación del sector bancario. Planea crear una comisión investigadora, ante la cual los gerentes bancarios deberán declarar bajo juramento. La comisión estará integrada por representantes de ambas cámaras parlamentarias y tendrá acceso “a todos los documentos”. Cameron anunció que Gran Bretaña “tendrá las reglas más duras y transparentes de todas las plazas financieras”.

El Partido Laborista, en la oposición, replica que ello no basta y exige una comisión de control independiente de los políticos y los banqueros, que investigue a fondo el caso. Próximamente pondrá a votación una moción en el Parlamento para que el escándalo sea investigado por una autoridad independiente presidida por un juez.

Autora: Inga Wrede / PK

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda