El enigma de las especies | Global Ideas | DW | 11.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

El enigma de las especies

Reptiles, aves, peces, mamíferos… La vida en la Tierra tiene una extraordinaria variedad de formas. Desde hace tiempo, los científicos tratan de calcular cuántas especies hay, pero determinarlo no es fácil.

¿Cuántas especies animales viven en el mundo? La respuesta es tan sencilla como decepcionante: nadie lo sabe con certeza. Desde hace mucho es imposible dar una cifra exacta de seres vivos en nuestro planeta. Según cálculos de expertos australianos, existen 1.900.000 especies de seres vivos conocidas y estudiadas; de ellas, 1.400.000 son animales.

Sería muy improbable que alguien fuera capaz de realizar durante toda su vida un cálculo más exacto. La última vez que alguien pudo hacer algo así fue hace 250 años, y fue Carl von Linné, el padrino de la clasificación sistemática de todos los seres vivos. Él mismo creo el catálogo “Systema Naturae”, en el que se muestran 4.400 especies con nombres y características que todavía hoy se utilizan en las descripciones actuales.

Apenas diez años después, tras añadir incontables adiciones a su catálogo, Linné le escribió a su contemporáneo Johann Samuel Schröters un ensayo con un título fruto de la desesperación que todavía vale a día de hoy: “¿Podemos aspirar a tener un sistema de la naturaleza completo”. El subtítulo rezaba: “Y si lo hubiera, ¿cómo podríamos llegar a él?”

Desde entonces solo se han realizado conjeturas, tanto sobre el número de especies conocidas, como sobre la suma de todas las que podemos esperar en el futuro. Siguiendo diferentes métodos y enfoques, son varias las cifras calculadas que se han dado a conocer.

Por ejemplo, el biólogo británico Robert May calculó que existen entre 10 y 50 millones de especies animales basándose en el tamaño corporal. Creó una relación entre tamaño corporal y número de especies: cuanto más grande el cuerpo, menos especies. Este enfoque, no obstante, no vale para animales más pequeños de un milímetro. May resolvió este problema mediante un redondeo de sus cálculos para obtener la suma final.

Escarabajos como base de los cálculos

En general, los datos que conducen a un cálculo aproximado suelen depender mucho del criterio de los autores. Un buen ejemplo de ello es el cálculo del especialista norteamericano en escarabajos Terry Erwin.

En realidad, su objetivo era simplemente contar escarabajos en las copas de los árboles tropicales. Para ello, rociaba las copas con un insecticida y contaba cuántos ejemplares caían a una red. Una tarea costosa, ya que en el trópico puede haber tantas especies animales como en el resto de áreas del mundo juntas. Y para hacer el trabajo aún más difícil, Ewin se decidió por los escarabajos: el grupo de los insectos más rico en especies que hay.

Käferforscher Terry Erwin

Ilustración del experimento de Erwin.

Erwin contó un total de 160 especies de escarabajos que vivían solo en una especie de árbol, y siguió investigando. ¡En 50.000 especies de árboles tropicales llegó a contar 20 millones de artrópodos! Y no solo eso: el experto concluyó que mediante su técnica de rociar los árboles con insecticida no llegaba a observar el espectro entero de la biodiversidad de estos insectos, y calculó que existirían un tercio más.

“Quería llegar a una conclusión tan cercana a la realidad como fuera posible, y me sentí abrumado por mis propios descubrimientos”, escribió Erwin en su ensayo de 1982. Con este sistema llegó a los 30 millones de especies de insectos; algo que iba mucho más allá del millón o millón y medio que esperaba al principio. Una cifra increíble que, en realidad, podría ser más pequeña o más grande.

Si tenemos en cuenta que cada planta y cada uno de estos insectos contienen dos parásitos exclusivos de su especie, podríamos llegar a los 100 millones.

En 2010, Erwin se unió a un nuevo grupo de investigación, ajustó de nuevo varios factores y llegó a la conclusión de que podrían existir entre 2.500.000 y 3.700.000 millones de escarabajos en total, de los cuales al menos el 70 por ciento todavía no se han descubierto. Un trabajo que se puede prolongar durante cientos de años si se mantiene el ritmo actual.

18.000 nuevas especies cada año

Cada año se descubre una media de 18.000 nuevas especies animales. Una cifra que contribuye a nuevos cálculos y al esbozo de una imagen global. Antes, el número era claramente mayor, según observaron los investigadores liderados por el científico marino australiano Mark Costello en 2012. Esto significa que cada vez será más difícil encontrar especies nuevas, porque la mayoría ya han sido descubiertas.

Los niveles parecen ir en descenso. Hasta el año 2050 se espera que se descubran solo dos nuevas especies de aves y mamíferos. Con ello, el trabajo se completaría mucho más rápidamente de lo inicialmente esperado, y el número total de especies animales podría establecerse entre 1.800.000-2.000.000.

Los cálculos del científico marino Camilo Mora, de la Universidad de Hawai, obtuvieron resultados muy distintos en 2011: trabajando con un sistema de clasificación de campos más amplios, es decir, familias y géneros, llegaron a la conclusión de que el número de especies animales en el planeta podría llegar a las 8.700.000.

Todavía queda por ver si realmente podremos llegar a establecer un sistema definitivo de categorización de especies. Lo que es seguro es que la pregunta sobre cuántas especies existen en el mundo deja mucho espacio para cálculos y conjeturas.

Autora: Caroline Ring/ lab

Editor: Pablo Kummetz

Publicidad