El emperador Akihito de Japón abdicó oficialmente | El Mundo | DW | 30.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

El emperador Akihito de Japón abdicó oficialmente

Akihito seguirá siendo emperador hasta medianoche, cuando el país entrará en una nueva era, Reiwa ("bella armonía"), que se prolongará durante todo el reinado de su primogénito, Naruhito.

El emperador japonés Akihito concluyó hoy (30.04.2019) las ceremonias de su abdicación, cediendo el trono del Crisantemo a su hijo mayor Naruhito, en la primera abdicación en Japón en más de dos siglos.

Akihito, de 85 años, seguirá siendo sin embargo emperador hasta medianoche, hora en que el país entrará en el año 1 de la nueva era imperial "Reiwa" ("bella armonía"), después de tres décadas de era Heisei ("logrando la paz").

En sus últimas palabras en el cargo pronunciadas en su ceremonia de abdicación, Akihito dijo que se siente "afortunado" de haber desarrollado sus funciones "con un profundo sentido de confianza y de respeto hacia el pueblo".

"Hoy concluyo mis funciones como emperador", dijo el emperador de Japón al inicio de su breve intervención durante el acto, celebrado hoy en el Palacio Imperial ante 294 participantes, incluyendo representantes de la familia real y de los tres poderes del Estado.

Símbolo de Estado

Tras dar las gracias por sus palabras al primer ministro nipón, Shinzo Abe, quien le precedió en la ceremonia, quiso agradecer también al pueblo nipón "por apoyarle y aceptarle en su papel como símbolo del Estado".

Japan Kaiser Akihito dankt ab (Reuters/Japan Pool)

Por la mañana, luciendo una voluminosa túnica de color marrón-dorado y un enorme sombrero negro, el emperador realizó el ritual de "informar" sobre su abdicación a sus ancestros en varios santuarios del palacio imperial.

Akihito, de 85 años, se dirigió de este modo a los presentes en la ceremonia de abdicación, de poco más de diez minutos de duración y celebrada en el Salón Pino, el mayor y de más altura del Palacio Imperial de Tokio.

Tres Tesoros Sagrados

Antes de su intervención, los chambelanes presentaron dos de los Tres Tesoros Sagrados que Akihito ha custodiado durante sus tres décadas en el trono y que simbolizan el poder del cargo, además de los sellos imperiales empleados para firmar documentos oficiales.

Por su parte, Shinzo Abe destacó la época de paz que ha vivido el país durante las tres décadas que Akihito ha estado al frente del Trono del Crisantemo. Abe habló en nombre del pueblo japonés en el acto de abdicación de Akihito, que cede el trono a su primogénito, Naruhito, quien lo asumirá en otra ceremonia que se llevará a cabo este miércoles.

"La paz de la nación y la felicidad del pueblo japonés"

"El emperador, según la ley especial imperial, abdica con fecha de hoy", afirmó Abe en el acto. En su mensaje, el primer ministro destacó que Akihito "siempre ha deseado la paz de la nación y la felicidad del pueblo japonés".

Akihito, agregó, "ha hecho sus tareas con todo el corazón y también ha cumplido con responsabilidad su papel como símbolo de la unidad de Japón y del pueblo japonés".

Japan Kaiser Akihito dankt ab (Reuters/Kyodo)

El príncipe heredero de Japón, Naruhito

Festejos inéditos

La población japonesa celebra unos festejos históricos y casi inéditos porque esta vez la nación no está de luto por el deceso de un soberano. Sí lo estaba en 1989 (muerte de Hirohito, también llamado emperador Showa), en 1926 (por el emperador Taisho) y en 1912 (por el emperador Meiji).

El presidente estadounidense, Donald Trump, uno de los primeros en expresarse, envió un mensaje con su "sincera apreciación" de la pareja imperial, y destacó la "cercana relación" entre Estados Unidos y Japón.     

Será la primera vez en dos siglos que un emperador japonés cede el puesto en vida, en virtud de una ley de excepción hecha a medida para Akihito. A mediados de 2016 el emperador dijo que quería dejar el trono porque ya no podía ejercer "en cuerpo y alma" debido a su edad y a su estado de salud.

Fue el gobierno el que decidió la fecha de la abdicación y todo lo que la rodea, un proceso en el que la familia imperial no ha tenido voz ni voto.

Akihito y su esposa Machiko realizaron estas semanas sus últimas peregrinaciones en un país que recorrieron durante tres décadas, sobre todo para reconfortar a los damnificados tras las catástrofes naturales de la era de su reinado. Los emperadores gozan de gran respeto en su país por su cercanía a los ciudadanos.

FEW (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda