El Duden se moderniza | Cultura | DW | 22.07.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

El Duden se moderniza

¿Cómo se entera un alemán de lo que significa “Bad Bank”? La palabra está presente en muchas noticias en alemán. La nueva edición del Duden ayuda a mantenerse informado de las últimas novedades de la lengua alemana.

La última edición de Duden.

La última edición de Duden.

“Bad Bank”, “Twittern” o “It-Girl” son tan sólo unos ejemplos de las 5.000 nuevas entradas que contiene la 25ª edición de Duden. ¿Necesitan saber cómo se pronuncia una palabra? No duden en consultar el nuevo diccionario, que en esta edición ha ampliado su catálogo y ya cuenta con 135.000 entradas.

Nuevas entradas

Bad Bank en boca de todos.

"Bad Bank" en boca de todos.

Duden, gran autoridad en materia de lengua alemana, ha publicado recientemente la última edición de su obra de referencia. Nuevas palabras como “twittern” (la adaptación en alemán para “enviar un mensaje a través de Twitter”) o “Komasaufen” (“saufen” significa “beber alcohol” y “Koma” significa “coma”, por lo que “Komasaufen” es “beber hasta el coma”, lo que demuestra que el diccionario también refleja la realidad social.

Para evitar que el índice sea interminable, algunas palabras han tenido que abandonar el diccionario. Sin embargo, seguro que casi nadie echará de menos “Portechaise” (un préstamo del francés para palanquín). El último diccionario tiene un total de 135.000 palabras, cuenta con medio millón de ejemplos, y ofrece aclaraciones e indicaciones sobre la separación de palabras, la pronunciación y la gramática. Entre ellas, la palabra favorita de Werner Scholze-Stubenrecht, jefe redactor de Duden: “De las nuevas entradas, mi favorita es “Sommermärchen” (cuento de verano), la palabra de moda en el Mundial de Fútbol de 2006. La unión de estas dos ideas es sencillamente fantástica.”

Detrás de la elección de las nuevas entradas hay un equipo de redacción que trabaja respetando rigurosamente un criterio esencial: ¿Qué índice de frecuencia tiene esta palabra? El método anterior consistía en leer minuciosamente periódicos, revistas, magazines y libros, contar las palabras con mayor incidencia y almacenarlas en tarjetitas ordenadas alfabéticamente. Este trabajo ha quedado simplificado gracias a las computadoras. Scholze-Stubenrecht explica: “En nuestra base de datos están almacenados periódicos, ediciones enteras de revistas y libros editados en versión digital. Ahora tenemos a nuestra disposición estadísticas sobre el grado de incidencia de una palabra para poder decidir de manera rápida y sencilla: sí, esta palabra se utiliza muy a menudo.”

Cada vez más anglicismos

Sólo aquellas palabras que tienen un elevado índice de frecuencia se convierten en nuevas entradas del Duden -esto incluye términos en japonés, en español y en inglés. Los anglicismos, precisamente, son un fenómeno en aumento no sólo en la lengua alemana. Y muchos lingüistas se preocupan al respecto: ¿está muriendo el alemán?, ¿acaso se está aguando entre tanta palabra extranjera?

Konrad Duden publicó lyaa primera edición de Duden en 1880.

Konrad Duden publicó lyaa primera edición de Duden en 1880.

Existen muchas palabras que se refieren a productos que han sido importados, como por ejemplo “Sashimi” o “Chorizo”. Algunas palabras necesitarán su tiempo para asentarse en la lengua: “It-Girl” fue usada por primera vez para describir a Clara Bow en una película de cine mudo en 1927, pero ahora ha aparecido en Duden porque ha vuelto a resurgir. Y es que, excepto en la época nazi, los alemanes siempre han sido muy receptivos a las palabras extranjeras, como “Restaurant”, por ejemplo. Otras se han ido “alemanizando”, como “Frisoer” para la palabra francesa “friseur” o “peluquero”.

“Estamos al tanto del problema”, dice Scholze-Stubenrecht sobre la gran afluencia de anglicismos. “Estamos intentando encontrar aquellas palabras que podrían ser consultadas con frecuencia –sea en el idioma que sea. El Duden no es como la policía lingüística, el guardián del alemán, sino una herramienta para todos que quieran informarse sobre la lengua alemana.”

Los especialistas critican que no haya una Institución que cree nuevas palabras y que evite que la influencia extranjera sobre la lengua alemana sea excesiva. Scholze-Stubenrecht no comparte esta opinión: “Pienso que las personas tienen que decidir por ellas mismas qué palabras emplean y cuáles no. Además, ya existe este proceso de neologismos en alemán: Para el término “Computer” en alemán, también se usa su sinónimo alemán “Rechner”.

Libertad total

El jefe redactor de Duden considera: “En la variedad lingüística está la riqueza de una lengua. ¿Qué hay de malo en poder usar tres palabras diferentes para un mismo concepto? Así tenemos más posibilidades de expresarnos y de elegir la palabra que más nos guste.”

Un nuevo fenómeno que se aprecia en la evolución del alemán es la adopción de palabras extranjeras a las que se añade algún prefijo o sufijo. De ahí nace “urcool”, que proviene del prefijo “ur-” que significa “primordial” junto con la famosa palabra inglesa. ¡Qué “urcool” que es el nuevo Duden!

Autor: Benjamin Wüst

Editor: Claudia Herrera Pahl