El campeón mundial Sebastian Vettel renovó contrato con Red Bull | Alemania | DW | 14.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El campeón mundial Sebastian Vettel renovó contrato con Red Bull

Terminó la incertidumbre en cuanto al futuro inmediato del campeón mundial de la Fórmula 1, el alemán Sebastian Vettel. El piloto y la escudería Red Bull firmaron un contrato del cual sólo se conoce la duración.

default

Sebastian vettel, en foto de archivo.

Red Bull puso hoy (14.03.2011) el pilar fundamental en su proyecto de instaurar una era de dominio en la Fórmula 1 al asegurarse la presencia del piloto alemán Sebastian Vettel, actual campeón del mundo, hasta final de 2014.

Apenas cinco líneas en un comunicado sirvieron para confirmar lo esperado: Vettel, de 23 años, prolonga dos más su contrato con el equipo que en 2010 dominó la máxima categoría del motor y que es propiedad del multimillonario austríaco Dietrich Mateschitz.

Red Bull apoya a Vettel desde 1998 como miembro del equipo junior. En 2008 se convirtió el piloto más joven en ganar un Gran Premio y en 2010 se coronó como el campeón del mundo más joven de la historia de la máxima categoría del automovilismo.

"La razón para mi prolongación de contrato con Red Bull es que en este equipo me siento muy bien", explicó Vettel en su página web.

Formel 1 Red Bull Vettel Webber Flash-Galerie

Red Bull intentará retener a Vettel con autos competitivos.

"Estoy orgulloso de poder ser parte de este equipo. También estoy orgulloso de lo que logramos hasta ahora y de lo que podemos conseguir en el futuro", dijo el alemán a menos de dos semanas de que se inicie el campeonato del mundo, el 27 de marzo en el Gran Premio de Australia.

"Siempre quiero ganar"

"Como piloto uno quiere sentarse siempre en el coche más rápido porque uno siempre quiere ganar", señaló. Y Red Bull lo fue en 2010, año que en que ganó el título de pilotos y de constructores por delante de potencias tradicionales como Ferrari, McLaren o Mercedes.

Y el RB7 para 2011 aparenta ser de nuevo un coche ganador, ya que en los tests de pretemporada se mostró fiable y rápido, por lo que los bólidos "energéticos" volverán a ser el rival a batir.

No se conocen más detalles del contrato, pero está claro que tras ser campeón del mundo sus ingresos aumentarán considerablemente. Además, medios alemanes aseguran que se reducirán sus apariciones publicitarias y de relaciones públicas para centrarse más en la competición.

La continuación del trabajo con Red Bull cierra la puerta de momento a Ferrari, equipo con el que el alemán admite que le gustaría correr en un futuro porque es "un mito".

"En principio Sebastian seguirá con nosotros mientras se encuentre a gusto y le podamos dar un coche competitivo", dijo el sábado en una entrevista con la agencia dpa Mateschitz, que negó que el alemán vaya a tener privilegios respecto a su compañero, el australiano Mark Webber.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

ADVERTISEMENT