El ″bombástico″ espectáculo carnavalero de los inmigrantes en Alemania | Así es Alemania | DW | 03.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

El "bombástico" espectáculo carnavalero de los inmigrantes en Alemania

"Immi" es todo aquel en Colonia que proviene de otra parte, sea Berlín, Benín o Medellín. El Immi es un coloniense que ama u odia a su ciudad como los “aborígenes”, los “Kölsche”, pero que también festeja el carnaval.

default

Colonia, una ciudad en donde la "media luna" también es bienvenida.

“¡Si usted vive aquí y no le gusta este país, pero sí los euros, me avergüenza!”, se escucha desde el escenario de boca turca y en perfecto alemán. Un reclamo que, de entrada, casi hace atragantar a los espectadores, aludiendo a uno de los temas más machacados en la Alemania de hoy: la integración. La crítica va dirigida tanto a extranjeros, como a las autoridades que la impiden pagándole intérpretes a aquellos que se rehúsan a aprender alemán, para después quejarse de que no lo aprenden.

Flash-Galerie ImmiSitzung Karneval Köln

Immisitzung Köln Karneval, Schauspielerin Myriam Chebabi

Corrupción en Colonia, ineptitud en Berlín, las angustias de los que reciben subsidios estatales y los “juegos al doctor” a nivel ministerial, son apenas otros de los temas más ligeros que trata la llamada Immisitzung de Colonia.

La Immisitzung es una mezcla de sesión carnavalera y cabaret, con un predicado especial: evitar la mal llamada political correctness. Este no es otro lugar común, es una advertencia. Así lo anuncia la mismísima presidenta de la sesión, Katjia Solange Wiesner: 50% africana, 50% alemana, una “chica chocolate”, como siempre lo escuchó desde niña.

Racismo velado, no es el único problema

Flash-Galerie ImmiSitzung Karneval Köln

El elenco: Katja Solange Wiesner, Bülent Yilmaz, Myriam Chebabi, Senol Arslan, Victoria Riccio Guido Sterzl, Charalampos Lavasas, Simeon Long, Andreas List, Robby Göllmann, Jelena Pietjuo, Janina Bobrowski, Agnes Thomas

Los Dioses han abandonado a Grecia: los griegos tendrán ahora que dejar de hacer trampas para cobrarle al Estado doble salario; los taxistas de Atenas tendrán que expedir factura y por la piscina que cada griego construyó en su casa tendrá que pagar impuestos. “Una imposibilidad” que obliga a los Dioses a buscar otro lugar similar al “paraíso helénico”.

¿Habrá otro lugar feliz donde reinen la pereza y la corrupción?. Hermes, Dios de los Vendedores Ambulantes, lleva la buenanueva: hay una ciudad a orillas del Rin que alegremente ha convivido así por más de 2.000 años. Además, cuenta con una Torre de Helios, un edificio de apartamentos llamado Hércules y un Mercado de los Griegos: Colonia.

Carnaval de extranjeros para todo el mundo

Flash-Galerie ImmiSitzung Karneval Köln

Los viejitos gruñones del tejado de la Catedral de Colonia.

Festejar juntos el Carnaval de Colonia, como nosotros los colonienses descendientes de extranjeros lo entendemos, fue la motivación inicial”, le dice Selda Akhan, a Deutsche Welle. Akhan es la directora de la Immisitzung y es una “Kölsche Mädsche“, una “chica colonesa”, cuyos padres vienen de Izmir, en Turquía. Ella es actriz diplomada en Ciencias Escénicas, con experiencia en toda Alemania.

Selda Akhan y 13 actores, actrices, cantantes, bailarines y comediantes quisieron crear una “fiesta colonesa de inmigrantes para todo el mundo”, por eso abrieron esta sesión carnavalera que lleva dos años de vida con acentos de varios países. En el elenco hay turcos, griegos, una brasileña, una germano-camerunesa, suizos, estadounidenses, franceses y, desde luego, alemanes.

Justamente Myriam Chebabi, actriz de Rio de Janeiro, parodia los increíbles errores lingüísticos que cometen los extranjeros. Esta latinoamericana es así la responsable de una de las más fulminantes apariciones de la velada: ella presenta la Gala para el Fomento de los Intrigantes, en un alemán tan reversado que hace llorar al público de la risa.

Tocando granadas con guantes de seda

La ironía propia es una de las joyas de la Immisitzung. Aquí los extranjeros pueden criticarse a sí mismos y entre sí, sin ser recriminados por ello. A un alemán le resulta más difícil asumir ese papel sin cometer “errores de estilo”.

El terrorismo es un verdadero “tema bomba” que no puede ser tocada por todos. Al fin y al cabo, los suicidas que matan a gente indiscriminadamente son extranjeros y de la misma confesión religiosa que varios actores. “No queremos herir susceptibilidades políticas, religiosas o sociales”, recalca Akhan.

Flash-Galerie ImmiSitzung Karneval Köln

Una "Funkenmariechen", una típica bailarina de marchas carnavaleras colonesas.

En una parodia del Grand Prix de Eurovisión son, en este caso, los Mullahs reclutadores de suicidas, los anfitriones. Una mujer en burka roja que deja adivinar unas espectaculares piernas, canta el clásico de Marlene Dietrich, “Aún tengo una maleta (llena de explosivos) en Berlín, “Ich hab´noch ´nen (Spreng!) Koffer in Berlin”.

Un suicida sueña con un viaje a San Francisco y otro que se dinamita en Colonia espera ansioso que las 75 vírgenes prometidas por el Mullah lo reciban con caricias, se da cuenta, demasiado tarde, de que lo engañaron.

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda