El Bolshoi de Moscú reabre el telón con el esplendor de antaño | Cultura | DW | 26.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El Bolshoi de Moscú reabre el telón con el esplendor de antaño

Se abre el telón para el mundialmente famoso teatro Bolshoi. Después de seis años de renovación integral, el viernes su histórica ópera y ballet volverán a subir al escenario de este emblema de Moscú.

default

El interior del Teatro Bolshoi luego de su restauración.

Salvado del derrumbe y despojado de la simbología soviética y demás pecados arquitectónicos, estrellas como Plácido Domingo y Angela Gheorghiu le devolverán ahora el antiguo esplendor de los tiempos de los zares.

La pompa, el brillo y el ambiente de fiesta en uno de los teatros más grandes y hermosos del mundo hacen que se olviden las chapuzas, la corrupción y los pulsos por el poder de los últimos años. Debido a estos problemas, la reapertura fue retrasada una y otra vez. Ahora, con tres años de demora, el corazón cultural de Rusia vuelve a latir.

Flash-Galerie Russland Bolschoi Theater Moskau

Bolshoi: vieja tradición con nuevo brillo.

Según fuentes oficiales, los costes de la recuperación del Bolshoi se sitúan en unos 500.000 euros; según los no oficiales, en miles de millones.

"Incluso los expertos en cultura de la Unesco han calificado de sobresaliente el trabajo de remodelación", subraya orgulloso el intendente Anatoli Iksanov durante una visita guiada.

Las ocho colosales columnas y el dios de las artes, Apolo, anuncian la grandeza del Bolshoi, que precisamente significa "grande" en ruso.

Tras el cierre del histórico teatro en 2005, el ballet de Bolshoi ha mantenido su tradición sobre el escenario de un edificio cercano construido en 2003, además de varias actuaciones internacionales.

Los palcos de los zares

Ahora, el histórico edificio ha recuperado su estado original, con los palcos de los zares y el águila bicéfala rusa. Los símbolos soviéticos de la hoz y el martillo han sido borrados.

Según el director Dmitri Cherniakov, la gala de inauguración rendirá homenaje al arte ruso: todo un "reto para Domingo y otros invitados, que nuncan cantan en ruso", afirma. El Bolshoi, con sus más de 2.000 contratados, cubrirá todo el espectáculo: desde las piezas orquestales y operísticas al ballet.

Flash-Galerie Russland Bolschoi Theater Moskau

Los costos de la restauración ascienden a medio millón de euros.

Los tickets para la histórica gala se esfumaron hace semanas. Una entrada puede llegar a costar hasta 10.000 rublos (unos 250 euros/ 350 dólares), dependiendo de la oferta y la demanda. "Así luchamos contra los especuladores", explica Iksanov. Y con ello se refiere a la mafia de los tickets, que acapara la compra de entradas y después las revende a precios mucho más elevados.

Además, "por presentación tenemos un número de tickets a 100 rublos, para quienes no pueden permitirse pagar más", subraya el intendente. Un precio (aproximadamente 2,5 euros) simbólico, pues en los billetes de 100 rublos está reproducida la imagen del Bolshoi.

El oro de los balcones

El oro de los balcones, el rojo de las cortinas en los palcos y la madera de los asientos proporcionan una cálida luz. En total, se han empleado unos 4,5 kilos de oro, que deslumbra con una mezcla de elementos renacentistas y bizantinos. Sólo el tejido rojo frambuesa de los asientos y el palco apaciguan la mirada.

En lugar de los anteriores 2.000 asientos, sólo hay 1.700, a fin de que el público esté más cómodo y haya una mejor acústica. Además, en el foso de la orquesta ahora sólo hay espacio para 130 músicos, y con ello es posible albergar mayores puestas en escena, como las óperas de Richard Wagner.

En el teatro, construido en estilo clasicista ruso en 1776 por orden de Catalina la Grande, se estrenó en 1877 el ballet "El lago de los cisnes", de Piotr Chaikovski. Éste y otros muchos clásicos cimentaron la reputación del Bolshoi como referente del teatro mundial.

Su ballet, de más de 200 bailarines, es el más grande de todos los teatros del mundo, afirma el director artístico, Serguei Filin. "Mis planes son traer a este escenario lo mejor que pueda ofrecer el mundo del ballet", subraya. Y aunque habrá espacio para lo contemporáneo, se hará hincapié en la tradición del ballet clásico, con su perfecta sincronización, que constituye el "mayor brillo" de la casa.

dpa

DW recomienda