El Big Ben se hunde | Curiosidades | DW | 10.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Curiosidades

El Big Ben se hunde

Es el símbolo de Londres y sus campanadas son llamadas „la voz“ de Gran Bretaña. La torre del Big Ben en el Palacio de Westminster se ha inclinado 0,26 grados hacia el noroeste, según confirman medios británicos.

El Big Ben de Londres.

El Big Ben de Londres.

De acuerdo con informaciones del Daily Mail, la parte superior de la torre ha girado en el último año y si no se corrige podría seguir inclinándose. El gobierno publicó un estudio según el cual la torre ha sufrido una inclinación de medio metro en dirección al noroeste, lo que es perceptible a simple vista. El experto John Burland indica que  ya ha escuchado decir a turistas que la torre no es completamente vertical. “Y tienen razón”, afirma.

Que el símbolo de Londres está chueco es algo que se sabe desde finales del siglo XIX, pero sobre su causa sigue especulándose. Su base bajo el suelo ha sido erosionada de manera lenta pero segura. La canalización a lo largo del río Támesis podría haber jugado un papel decisivo. Lo mismo se cree de los túneles construídos para la circulación del metro. Por la parte occidental, la construcción de un edificio de estacionamientos para los diputados y funcionarios del Parlamento Británico podría haber contribuído aún más.

El símbolo de Londres y de los británicos.

El símbolo de Londres y de los británicos.

La construcción del metro

Un acontecimiento ocurrido en 2003 es lo que se cree aceleró el proceso: la prolongación de la nueva línea del metro de Londres –Jubilee Line-. En resumidas cuentas, los ingenieros creen que el Big Ben se está hundiendo en el suelo debido a décadas de trabajos de construcción subterránea desde que el Metro de Londres fue inaugurado en 1853.

El Big Ben y el Palacio de Westminster, a la ribera del río Támesis.

El Big Ben y el Palacio de Westminster, a la ribera del río Támesis.

Si el Big Ben cayera, se desplomaría contra las oficinas de los parlamentarios, en el Rastrillo House, dada la inclinación de la torre hacia el lado norte del edificio. Sin embargo no hay motivo de pánico. Al ritmo actual del hundimiento habría que aguardar unos 4.000 años para que el Big Ben se inclinara tanto como la Torre de Pisa y habría que esperar miles de años más para que se derrumbara.

EU/Daily Mail/dpa

Edición: Emilia Rojas