El Banco Central Europeo aumenta tasas de interés | Economía | DW | 07.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El Banco Central Europeo aumenta tasas de interés

El Banco Central Europeo aumentó a 1,5 por ciento la principal tasa de interés en la zona euro para aliviar las crecientes presiones inflacionarias. La medida complicará la situación de los países más endeudados.

default

El guardián del euro, Jean Claude Trichet.

La decisión era esperada por expertos después de que el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, advirtiera sobre un posible aumento en su reunión de junio y que mantendría una estrecha vigilancia sobre la evolución de los precios.

Trichet advirtió sobre una desaceleración de la economía de la eurozona en el segundo trimestre y no descartó un nuevo aumento de las tasas de interés a finales de año. El consejo de gobierno del banco emisor con sede en Fráncfort del Meno, decidió por unanimidad aumentar un cuarto de punto la principal tasa de interés en la eurozona, hasta 1,5%, el mayor nivel desde marzo de 2009.

1,5% en vez de 1,25%, aunque no es mucho, el banco emisor se despide del dinero barato. La medida tiene lugar en un momento en el que el crecimiento económico se desacelera.

Europäische Zentralbank, Frankfurt am Main Flash-Galerie

La sede del Banco Central Europeo, en Fráncfort del Meno.


Garantizar estabilidad de precios

En mayo y junio la inflación de la eurozona fue del 2,7 por ciento, el máximo de los últimos dos años, muy por encima de la marca del 2% recomendada por la entidad emisora para garantizar la estabilidad de precios.

Las tasas de interés más altas ayudan a reducir la presión inflacionaria y mantener el poder adquisitivo en países en crecimiento. Pero encarecen los créditos, lo que puede complicar aún más la recuperación económica de países como Irlanda, Grecia y Portugal que de por si tienen dificultades en volver a la senda del crecimiento por los paquetes de austeridad.

El Banco Central Europeo (BCE) aplicó en abril el primer aumento de tasas en dos años, lo que para observadores es el final de su política de abaratamiento del dinero para combatir la crisis. Desde mayo de 2009 la taza directriz se encontraba en el mínimo histórico del 1,0 por ciento.

Se espera que hasta finales de año haya por lo menos un nuevo aumento de las tasas de interés. Trichet, que será sustituído por el italiano Mario Draghi en octubre, se limitó a decir que en el BCE se hace lo que debe hacerse para mantener la estabilidad de precios a mediano plazo. “Nunca actuamos de forma premeditada y no comentamos decisiones fituras”.

Griechenland Athen Parlament Protest Demonstration Krise Finanzkrise Flash-Galerie

El alza de tasas de interés puede frenar la recuperación de Grecia, Irlanda y Portugal.

Críticas a las agencias calificadoras

El guardián del euro se sumó el jueves a las críticas europeas a las agencias de calificación llamándolas “oligopólicas”. “Está claro que hay un elemento procíclico que está incrustado en el funcionamiento de las agencias calificadoras, lo cual no es óptimo, está claro además que una estructura oligopólica no es deseable a nivel de las finanzas globales”, declaró Trichet en la conferencia de prensa tras el encuentro mensual del BCE.

Varios políticos europeos han acusado a las calificadoras de riesgo de tener un sesgo antieuropeo después de que una de ellas, Moody's, rebajara la nota de Portugal a categoría basura y sembrara dudas sobre la estrategia de la UE para resolver la crisis.

Las declaraciones del banquero coincidieron con el anuncio de la Comisión Europea que considera la posibilidad de prohibir por ley que las agencias internacionales de calificación puedan emitir análisis sobre las deudas soberanas de los países de la eurozona.

Según una propuesta del comisario de Mercado Interno de la UE, Michel Barnier, Bruselas podría preparar un paquete legislativo para ser aprobado en el otoño. La medida de Bruselas responde a la crisis de endeudamiento de tres países que han sido rescatados, Grecia, Irlanda y Portugal, con fondos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

La semana pasada la agencia Standard & Poor's aseguró que la última propuesta francesa de participación de los bancos privados en un segundo rescate griego será considerada default, es decir, suspensión de pagos.

EU/dpa/ afp

Editor: Enrique López

DW recomienda