El arte fotográfico en los videojuegos | Cultura | DW | 10.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El arte fotográfico en los videojuegos

Los juegos de computadora se ven cada vez más realistas. Con ello surge un nuevo tipo de arte: la fotografía “in game”, que encuentra en los juegos motivos de los que ni los programadores tenían la más remota idea.

Martin Geisler compra algunos videojuegos solo para “fotografiarlos”. No se trata de “congelar” solo una captura de pantalla, sino de registrar momentos de un juego que ningún programador planeó ni ningún jugador vio de esa manera.

Geisler es profesor de Pedagogía de Medios y Cultura en Jena y director del Instituto de Juegos para Computadora “Spawnpoint”, de Erfurt. Desde hace cinco años experimenta con la combinación de sus dos pasatiempos preferidos, la fotografía y los videojuegos. Eso es posible con la fotografía “in game”.

Lo que un jugador normalmente no ve

La condición para ello es poseer también un espíritu creativo. “Intento componer escenas que un jugador normalmente no ve”, dice. Eso lo logra Geisler a través de “cheats”: pequeños trucos y programas que permiten al jugador llevar a cabo acciones originalmente no previstas. Con esos “cheats”, Geisler puede modificar la perspectiva de la cámara o impedir que enemigos ataquen a sus figuras en el juego.

In-Game Fotos Dishonored

¿Cuadro o foto? En la fotografía "game in", los límites se difuminan.

Para Eva Bertram, docente en la Nueva Academia de Fotografía de Berlín, es problemático calificar a la fotografía “in game” de “artística”: “Un fotógrafo se interrelaciona con el entorno real, lo que no puede compararse con un mundo virtual”, dice. Para Bertram, la fotografía “in game” no pasa de ser un hobby. Para el arte, agrega, rigen otros criterios, por ejemplo la idea y la contextualización, la relación con otros artistas y la pregunta ¿qué aproximación intelectual se halla detrás de la imagen?

Razones y cuestiones legales

El aspecto artístico de la fotografía “in game” es interesante también desde el punto de vista legal. La razón: los fotógrafos toman sus imágenes en un mundo virtual que en realidad les pertenece a los creadores de los juegos. Las empresas pueden presentar recursos legales contra la difusión de las fotos tomadas a partir de sus juegos, dice Daniel Elgert, abogado especializado en derechos de autor.

In-Game Fotos Activision

Obra maestra del diseño de videojuegos: escenario del juego "Call of Duty, Modern Walfare 3".

No obstante, no necesariamente los jueces tienen que fallar a su favor: si los fotógrafos aportan un suficiente grado de creatividad propia, generan una nueva obra y obtienen ellos mismos los derechos sobre su creación. De cualquier forma, las empresas de juegos a menudo no tienen reparos en que sus juegos sean utilizados para la fotografía “in game”: al fin y al cabo es publicidad gratis para sus juegos.

Más allá de que la fotografía “in game” sea arte o no, en todo caso es indudable que ofrece nuevas perspectivas para los juegos de computadora. Las imágenes de fotógrafos como Martin Geisler demuestran que los juegos pueden ser más que un pasatiempo, porque ponen el foco en la creatividad más que en la acción. Transforman el arte de diseñar un juego en el arte de poner en escena las creaciones de los diseñadores. En la música se acuñó para eso hace tiempo un término que lo define a la perfección: el remix.