Ekeus llama a aprovechar la ocasión de eliminar el arsenal químico sirio | El Mundo | DW | 13.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ekeus llama a aprovechar la ocasión de eliminar el arsenal químico sirio

El ex-jefe de los inspectores de armas de la ONU en Irak, Rolf Ekeus, señaló en entrevista con DW que hay métodos para llevar a cabo una misión exitosa en Siria.

Rolf Ekeus, experto en desarme.

Rolf Ekeus, experto en desarme.

DW: Ud. dirigió la primera comisión especial de la ONU para Irak (UNSCOM), que tenía por objeto inspeccionar y destruir las armas de exterminio masivo de Saddam Hussein. ¿Ve paralelismos entre su experiencia con Irak y la actual situación en Siria?

Rolf Ekeus: Hay paralelismos claros con Irak aun cuando la correlación de fuerzas religiosas sea diferente. La mayoría sunita de Siria y la mayoría chiíta de Irak eran oprimidas por dictadores que imponían un enfoque secular, con la ayuda del sistema del partido socialista Baath. En consecuencia, hay claros paralelismos en las estructuras. El caso de Siria es por supuesto diferente, porque allí hay una rebelión.

Se espera que el equipo de inspectores dirigido por Ake Sellström entregue el lunes al secretario general de la ONU su informe sobre el uso de armas químicas el 21 de agosto en Siria. ¿Cree Ud. que contendrá información explosiva?

No, eso es muy difícil. Su tarea no era investigar el asunto de fondo, sino si se usaron armas químicas y de qué tipo eran. No tenían la misión de buscar al responsable. Pero es un equipo muy hábil y posiblemente nos entregue suficiente información para decidir si fue la administración siria la autora de un ataque. Pero nunca se puede saber con claridad.

Si el informe efectivamente no presenta pruebas claras acerca de quién es responsable del ataque con armas químicas, ¿no seguimos en la misma situación que antes, con Estados Unidos y Rusia en posiciones divergentes?

En un sentido sí. Pero la situación ha cambiado con esta iniciativa rusa que creo que a fin de cuentas también fue recibida con simpatía por el presidente Obama. Creo que eliminar las armas químicas es una muy buena idea. Es lo más inteligente que se puede hacer, independientemente de quién fue el responsable de que hayan sido usadas y aunque muchos de nosotros estemos relativamente seguros de que fue el gobierno sirio.

¿Debería una resolución de la ONU ahora incluir la amenaza de la fuerza militar para el caso de que Siria no cumpliera el compromiso de entregar sus armas químicas?

Se debería adoptar una resolución vinculante… no una declaración presidencial como propuso Rusia. La resolución debería decir: las armas químicas de Siria deben ser eliminadas, removidas y destruidas. Y si Siria de pronto comienza a dar marcha atrás de su propia propuesta, eso acarrearía serias consecuencias.

Suponiendo que se acuerde una resolución de la ONU para poner las armas químicas bajo control internacional, ¿cómo se podría implementar esa misión en medio de una guerra civil?

Eso es, en primer lugar, cuestión de los rebeldes. Pero yo pienso que estarían felices de que se destruyan las armas químicas. Ciertamente hay un alto riesgo de seguridad debido a elementos musulmanes fundamentalistas y de Al Qaeda en el bando rebelde. Pero, ¿podemos permitir que Al Qaeda dicte qué se debe hacer para eliminar las armas químicas? Esconderse tras el pretexto de Al Qaeda sería cobarde y ningún estadista de estatura debería hacerlo. Sería pésimo. Temo que haya peligro de que Occidente se esconda tras Al Qaeda y diga que no puede hacer nada porque esos tipos son peligrosos… Pero eso es absurdo. Obviamente es en extremo peligroso, pero hay métodos y posibilidades para llevar a cabo esta misión con gran éxito.

En vista de la conducta del régimen de Assad, ¿no sería realista suponer que pudiera esconder parte de sus arsenales químicos en otros lugares o fuera del país?

Desde luego. ¿Pero dónde podría ocultarlos? ¿Tal vez en Yemen? Ciertamente es un problema que deberían tener en cuenta los inspectores de la ONU. Es lo que hicimos en Irak. Por eso deberíamos tener una inspección competente y de alta calidad en Siria.

La política del presidente Obama con respecto a Siria ha desconcertado a muchos observadores internacionales durante estos últimos dos años de guerra civil. ¿Qué calificaciones le pondría?

Le pondría una calificación muy alta. Pienso que es muy astuto, más astuto que la mayoría de nosotros, y por eso muchos no entendemos lo que está pasando. Ciertamente, él no es un amigo de Assad. Piensa que sería maravilloso para el pueblo sirio deshacerse de ese régimen y darle a la mayoría sunita la posibilidad de gobernar el país. Pero también está consciente de que el gobierno sirio es parte de la minoría de los alauitas. Está consciente de que los cristianos, los drusos y los kurdos necesitan ser protegidos de elementos más fundamentalistas dentro de la mayoría musulmana.

Y Obama está consciente de las consecuencias para el Líbano y de la situación de Hezbollá, que representa una amenaza existencial para Israel.

¿Cuál es su mayor esperanza y su mayor temor con respecto al conflicto sirio?

Mi mayor esperanza es que se avance paso a paso con la idea de la destrucción de las armas químicas. Es abriría una ventana política para llevar a las partes a negociar en Ginebra lo antes posible. Creo que es lo que todos desean en la región; incluso Israel apoya una solución pacífica y esta también correspondería a los intereses de Estados Unidos y Europa.

Mi mayor temor es lo que dice el estratega conservador estadounidense Edward Luttkaw: Déjenlos seguir matándose unos a otros. Si un bando gana, sería una tragedia para el otro Si Assad gana, sufrirán los sunitas. Si ganan los sunitas, sufrirán los alauitas, los cristianos y los drusos. Es mejor que sigan matándose y se mantendrá el equilibrio hasta que queden exhaustos.

Yo creo que eso es lo que nos espera. Solo hay dos alternativas: una es negociar en Ginebra y la otra, que continúe este terrible sufrimiento.

DW recomienda

ADVERTISEMENT