EI lanza fuerte ofensiva sobre ciudad fronteriza con Turquía | El Mundo | DW | 03.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EI lanza fuerte ofensiva sobre ciudad fronteriza con Turquía

La localidad kurda de Kobani fue duramente castigada por fuego de artillería. Los defensores de la ciudad se preparan para un largo combate.

Los milicianos del Estado Islámico lanzaron este viernes (03.10.2014) una dura ofensiva contra la localidad de Kobani, en el norte de Siria, en los que han sido calificados como los peores ataques de los radicales islamistas contra el enclave kurdo, que es defendido por las Unidades de Protección Popular. Haciendo uso de su superioridad artillera, los insurgentes dispararon un centenar de proyectiles, buscando minar la capacidad de resistencia de las fuerzas kurdas.

En horas de la tarde, la coalición internacional que combate contra el EI lanzó ataques aéreos contra las bases de artillería de los yihadistas en las afueras de Kobani, tal como los líderes kurdos llevaban días solicitando. “Los ataques aliados destruyeron puestos de artillería y vehículos militares de los terroristas (del EI) del lado este de la ciudad”, dijo Idris Nassan, viceministro del Exterior de la región autónoma de Kobani.

Nassan aseguró que “estos puestos de artillería atacados han estado disparando contra la ciudad de Kobani todo el día”. Si la ciudad cayera, el Estado Islámico controlaría una enorme franja de la frontera entre Siria y Turquía, lo que ha llevado a Ankara a prometer que no dejará que la localidad quede en manos de los radicales. Sin embargo, el gobierno turco no ha anunciado si eso significa que intervendrá militarmente u otra cosa.

Una matanza

Previendo esto, Siria advirtió a Turquía de lanzar ataques dentro de su territorio, pues esto sería considerado “una agresión contra un estado fundador de Naciones Unidas”. Nassan tocó otro punto sensible de la participación turca en este problema y acusó que hace dos días Ankara cerró la frontera, dejando al menos a 3.000 personas abandonadas en el lugar, pues no pueden entrar a Turquía ni tampoco volver a Kobani, asediada por el EI.

Las Unidades de Protección Popular se preparan para una “resistencia fiera y sin fin” contra los yihadistas, por lo que hicieron un llamado a todos los kurdos de la región para reunirse y combatir. “Kobani será la tumba del EI y el principio de su fin”, dice el comunicado. Esmat al-Sheikh, jefe de las fuerzas que defienden Kobani, advirtió de una matanza. “Estamos en un área pequeña, asediada. No llegaron refuerzos y las fronteras están cerradas. Mi expectativa es una matanza general, masacres y destrucción (...) Hay un bombardeo con tanques, artillería, misiles y morteros”, agregó.

DZC (dpa, EFE, Reuters, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad