Egipto: comité recomienda disolver a Hermanos Musulmanes | El Mundo | DW | 02.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: comité recomienda disolver a Hermanos Musulmanes

Se acentúa la persecución contra el grupo islamista, que llamó a nuevas protestas en su intento por conseguir la liberación del depuesto presidente Mursi.

La persecución contra los Hermanos Musulmanes en Egipto parece tener cada vez más fuerza. Este lunes (02.09.2013) se conoció que una comisión que asesora al Gobierno interino del país señala que es recomendable disolver a los Hermanos Musulmanes como ONG y cerrar su oficina central, respaldándose en una ley que prohíbe a organizaciones no estatales la formación de grupos paramilitares.

Los Hermanos Musulmanes son la organización más antigua del país y llegaron al poder con la elección democrática del presidente Mohamed Mursi, quien fue sacado de su cargo el 3 de julio de 2013 tras un golpe de Estado apoyado por una parte importante de la ciudadanía. Mursi alcanzó a gobernar su país poco más de un año, tras suceder a Hosni Mubarak.

El panel de expertos judiciales que asesora al Gobierno dio la recomendación, que no es vinculante, aunque fuentes egipcias citadas por la agencia dpa aseguran que el proceso de disolución podría comenzar el 12 de noviembre ante el Consejo de Estado. Los Hermanos Musulmanes se registraron como ONG en marzo, luego de que sus opositores cuestionaran su estatus legal.

Perseguidos en todo Egipto

El grupo islamista fue fundado en 1928 y estuvo proscrito durante décadas, desde 1954, aunque sus miembros fueron tolerados por el régimen de Mubarak, derrocado en la Primavera Árabe de 2011. Tampoco entonces estaba permitida la formación de partidos religiosos, pero los islamistas concurrían a las elecciones parlamentarias como independientes. Tras la salida de Mubarak, formaron el partido Libertad y Justicia.

Con esa organización llegaron al poder, encabezados por Mohamed Mursi, quien se encuentra detenido desde el 3 de julio en un recinto desconocido y enfrentará cargos por incitación al asesinato de los manifestantes que protestaban en su contra en diciembre de 2012, caso en el que hay otros 14 miembros de la hermandad musulmana acusados.

Desde su derrocamiento, la policía y el Ejército egipcios han detenido a una gran parte de la cúpula de los Hermanos Musulmanes, entre ellos a su líder espiritual, Mohamed Badia. A diario se producen detenciones de miembros de la organización. Esta vez, el caso contra los Hermanos Musulmanes fue presentado por opositores y fue acogido por la Justicia.

Mientras, los seguidores de Mursi convocaron a nuevas protestas para este martes 3 de septiembre, bajo la consigna “el golpe de Estado es terrorismo”. La alianza dirigida por los Hermanos Musulmanes llamó a la ciudadanía a participar “activamente en las protestas y otras actividades con el objetivo de obtener el regreso de Mursi”.

DZC (dpa, Reuters, AFP)

ADVERTISEMENT