Egipto: arrestan al líder de los Hermanos Musulmanes | El Mundo | DW | 04.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: arrestan al líder de los Hermanos Musulmanes

Mientras, la coalición islamista llama a una protesta en repudio por la intervención de las Fuerzas Armadas que sacó del poder al presidente Mohamed Mursi.

La caída del gobierno de Mohamed Mursi en Egipto es solamente la primera parte de la que parece será una larga historia. Este jueves (04.07.2013) la Fiscalía ordenó el arresto de los líderes del partido de los Hermanos Musulmanes, demostrando que el movimiento islamista tendrá tiempos difíciles a partir de ahora.

La orden de la Fiscalía fue cumplida con la captura de Mohamed Badie, quien fue hallado en un pueblo turístico en la costa mediterránea, desde donde fue trasladado en helicóptero a El Cairo. Badie estaba en una lista de 200 funcionarios y líderes que son buscados por las nuevas autoridades, tras el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi.

Ver el video 01:47
Now live
01:47 minutos

La calle celebra salida de Mursi

La razón de la detención, según el fiscal Ahmed Ezzeldin, respondería a la comprobación de que tanto Badie como su segundo, Jairat al Shater, habrían ordenado asesinar a los manifestantes que protestaban ante la sede del partido en la capital egipcia. Mursi, en tanto, se encontraría en el Ministerio de Defensa, retenido.

¿Es golpe o no?

Las Fuerzas Armadas de Egipto depusieron a Mursi y designaron en su lugar, de forma interina, al presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Adli Mansur, quien deberá convocar a nuevas elecciones. Éste tendió la mano a los Hermanos Musulmanes al mencionarlos durante su acto de juramento. Ellos “son parte de este pueblo y están invitados a participar en la construcción de la nación ya que nadie estará excluido”.

Sin embargo, un alto funcionario de los Hermanos dijo que no trabajaría con “las autoridades usurpadoras”. Otro de sus políticos señaló que lo ocurrido podría llevar a otros grupos a una resistencia violenta. La coalición islamista llamó a sus partidarios a salir a las calles este viernes 5 de julio y protestar contra lo que, para ellos, es un claro golpe de Estado.

Naciones Unidas, Estados Unidos y otras potencias mundiales no calificaron la destitución de Mursi como una asonada militar, ya que hacerlo podría desencadenar sanciones. La intervención de las fuerzas armadas fue respaldada por millones de egipcios, incluyendo a líderes liberales y figuras religiosas que esperan nuevas elecciones.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad