″EE.UU. y Reino Unido rompen las reglas del juego″ | Alemania | DW | 05.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

"EE.UU. y Reino Unido rompen las reglas del juego"

Según el antiguo coordinador de los servicios secretos alemanes, bajo la lucha contra el terrorismo está el espionaje industrial. Bernd Schmidbauer habla sobre el polémico tema del espionaje en esta entrevista con DW.

DW: Existe gran preocupación por el exceso de datos que recaban los servicios secretos estadounidenses. Como antiguo coordinador de los servicios secretos alemanes ¿le preocupa a usted también este asunto?.

Bernd Schmidbauer: Yo estoy dividido al respecto. Todo el mundo sabe la cantidad de posibilidades técnicas que tenemos hoy puestas a nuestro servicio, pero lo novedoso es que se absorba una cantidad tan monstruosa de datos, como si de una aspiradora se tratara, y que en ese proceso se incluya información privada. Eso no presagia nada bueno para el futuro.

Usted pide que se pongan limitaciones a la recopilación de datos. ¿Siempre fue así en el caso de EE. UU. ?

Ambos países han colaborado siempre muy bien juntos. Es nuevo que exista el espionaje masivo entre amigos. 

¿Qué le parece la indignación de Angela Merkel sobre la intervención de teléfonos en las embajadas de la Unión Europea? ¿No deberíamos asumir que la NSA también espía a los amigos?

Su reacción me parece completamente normal. Solo hay que mirar lo que se dice sobre China, Rusia y todos los enemigos vecinos del Este y los terribles escenarios que sobre esos países se pintan. Y ahora es eso exactamente lo que está ocurriendo entre países amigos, y a una escala aún mayor. Lo peor de todo es que nuestro vecino y socio de la Unión Europea, Gran Bretaña, ha ayudado a intervenir mensajes a través del Atlántico. Eso sí que debe de haber sido una sorpresa para Merkel.

¿Y qué ha sucedido con los servicios de contraespionaje alemanes? ¿Estaban dormidos? No es algo nuevo que se intervenga a las embajadas.

Claro que ha habido errores. Cuando escucho al presidente del Parlamento Europeo quejarse de que las oficinas en Bruselas están intervenidas, me pregunto si esta gente se cree que vive en un país de fantasía. Se tenía que haber asegurado de que sus despachos estaban limpios.

La tecnología actual puede recopilar cantidades ingentes de datos.

La tecnología actual puede recopilar cantidades ingentes de datos.

¿Necesita la Unión Europea sus propios servicios de contraespionaje?

Como mínimo, necesita consejos sobre contraespionaje de los servicios secretos de los países que pertenecen a la Unión Europea. Habría que tener cuidado para que los propios socios europeos no se espiaran en Bruselas entre sí. Pero sí, sería necesario. 

Cuando usted era coordinador de los servicios de inteligencia, ¿intervino embajadas su equipo?

Hasta donde yo sé, nunca tuvimos que adoptar tales métodos. Siempre tuvimos otras formas de obtener información del extranjero.

En lo referente a países amigos ¿hay límites en el espionaje?

Entre amigos hay pocas razones para espiarse, puesto que el contacto es cada vez más estrecho.  

¿Espiaba la NSA en Bruselas por motivos económicos?

Ese es un asunto bien distinto. Recabando la información más reciente, llegamos a la conclusion de que el espionaje económico no es un problema menor. No es solo la consecuencia de la lucha contra el terrorismo. En realidad, ocasiona pérdidas de billones de euros. Y son los estadounidenses y los británicos, que siempre hablan de juego limpio y de implementar más regulaciones contra la corrupción y los sobornos, precisamente quienes rompen las reglas del juego con el espionaje. 

¿Necesitamos servicios de contraespionaje para protegernos de nuestros amigos?

Hay patentes y tecnologías en nuestro país, que no deberían caer en manos extranjeras, porque pueden ocasionar un grave perjuicio económico. No podemos seguir siendo tan descuidados. No han sido pocos los casos de documentos y patentes que han acabado en manos equivocados. Bajo la lucha contra el terrorismo, se esconde el espionaje industrial.

¿Por parte de Gran Bretaña y EE. UU.?

Por parte de todo el mundo. Y Alemania es especialmente intersante porque es un país industrial con un elevado nivel de progreso tecnológico. Quizá el esfuerzo no sea necesario para un país africano en desarrollo, pero a nosotros sí nos vale la pena y por ello debemos asumir que podemos ser atacados desde cualquier frente.

¿Los servicios secretos alemanes llevan a cabo espionaje industrial ?

No. Eso no entra dentro de sus obligaciones y además está muy controlado. La información que los servicios de inteligencia consiguen no se utiliza para darnos ventaja económica.

¿Se discute entre los responsables de los servicios de inteligencia si se debe hacer espionaje industrial?

Eso no estaría de acuerdo con nuestros principios.

Pero ¿existe la tentación? 

Por supuesto que sí. También está la tentación de abusar de la tecnología de la comunicación,  pero, el hecho de que se pueda hacer, no significa que se vaya hacer. Con la tecnología actual se puede hacer cualquier cosa.

Dice que la tentación existe. ¿Pueden fallar los mecanismos de control alemanes?

Eso es difícil de decir. Siempre puede haber activades ilegales. Pero no tiene ningún sentido que Alemania lleve a cabo de forma activa espionaje industrial

Bernd Schmidbauer es parlamentario desde 1983 y fue ministro en 1991 con Helmut Kohl. Desde su puesto, se responsabilizó de la coordinación de los servicios de inteligencia alemanes hasta 1998. Entre 2002 y 2006, fue miembro del comité parlamentario de servicios de inteligencia.

Alois Berger/MS
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad