EE.UU. teme otra filtración de información secreta | El Mundo | DW | 06.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. teme otra filtración de información secreta

Estados Unidos teme que después de Edward Snowden haya otro informante que revela informaciones secretas, informó la emisora CNN citando a un funcionario del gobierno que pidió quedar en el anonimato.

Según CNN, las pruebas de una nueva fuga han sido identificadas en una noticia publicada el martes por el sitio web The Intercept, el portal de noticias lanzado por el periodista Glenn Greenwald, quien también difundió filtraciones de Snowden.

Se trata de bancos de datos con nombres de terroristas conocidos o presuntos. Se desconoce sin embargo cuántos datos posee el "nuevo revelador". Tampoco se sabe "cuánto daño podría causar", informó la emisora.

El artículo se centra en el aumento de nombres de terroristas conocidos o sospechosos de serlo en las bases de datos del Gobierno estadounidense durante la Administración del presidente Barack Obama.

Asimismo, el texto cita documentos del Centro Nacional Antiterrorista con fecha de agosto de 2013, después de que Snowden abandonara Estados Unidos para evitar cargos criminales, por lo que no pudo ser el excontratista de la NSA quien accediera a los archivos.

Emuladores de Snowden

Glenn Greenwald Blogger Journalist 09.07.2013 in Rio de Janeiro

Glenn Greenwald.

El propio Greenwald ha insinuado en entrevistas y a través de su cuenta de Twitter que las revelaciones de Snowden, asilado en Rusia, "inspiraron" a muchos, y que hay gente con habilidades y conocimientos informáticos que ha seguido su camino.

"No tengo dudas de que habrá otras fuentes dentro del gobierno que ven maldad extrema y que se inspiran en Edward Snowden", dijo en una entrevista reciente, precisamente con la cadena CNN. Las mismas fuentes del Gobierno dijeron a la cadena que aun están investigando la nueva fuente de filtraciones y que desconocen todavía su origen. Tampoco está claro cuántos documentos nuevos han podido compartirse y la magnitud de su impacto.

Lo único que se conoce es que tales archivos están etiquetados como "Secreto" y "NOFORN", lo que significa que no pueden ser compartidos con gobiernos extranjeros.

er (dpa, efe)

Publicidad