EE.UU: reforma migratoria para ″salir de las sombras″ | El Mundo | DW | 07.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU: reforma migratoria para "salir de las sombras"

Jeh Johnson, nuevo secretario de Seguridad Nacional de EE.UU. pidió que no se utilizara la reforma migratoria para lograr "ventajas políticas". Los republicanos ven difícil su aprobación a lo largo de este año.

El nuevo secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, afirmó hoy (07.02.2014) que una reforma migratoria es necesaria también como una cuestión de seguridad nacional y pidió que no se use esta cuestión para lograr "ventajas políticas" partidistas. Al menos 11,5 millones de inmigrantes indocumentados viven en el país "y no se van a marchar, no se van a autodeportar (...). Desde mi perspectiva de seguridad nacional, preferiría animarlos a salir de las sombras, pagar las multas e impuestos atrasados que deban, y someterse a una revisión de antecedentes", dijo en una charla, que tuvo lugar en el Think Tank Woodrow Wilson, en Washington. "En cuestión de seguridad nacional, deberíamos alentar a esa gente a salir de las sombras (...) y darles una oportunidad para iniciar un camino hacia la ciudadanía", insistió.

Johnson, cuyo departamento es responsable de la seguridad fronteriza y de la deportación de indocumentados, entre otros, habló un día después de que el máximo republicano en el Congreso, John Boehner, echara un jarro de agua fría a las expectativas de lograr este año una reforma migratoria, algo que calificó de "difícil", por la falta de "confianza" de la oposición en el presidente Barack Obama. "Hay muchas dudas sobre si se puede confiar en este Gobierno para que implemente nuestras leyes. Y va a ser difícil hacer avanzar cualquier legislación migratoria hasta que eso cambie", dijo Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos.

"Hay que ser optimista"

Sus palabras fueron denunciadas rápidamente por demócratas y por grupos proinmigración como una "excusa" para no avanzar en un tema muy espinoso para el sector más conservador del Partido Republicano, sobre todo en un año de elecciones parlamentarias como este. Pese a las últimas declaraciones de Boehner, Johnson dijo hoy ser "optimista" respecto a las posibilidades de que se logre finalmente aprobar una reforma migratoria en el Congreso, sobre todo porque hace una semana el mismo presidente de la Cámara Baja presentó el documento Estándares para una reforma migratoria, como primer paso de los republicanos para relanzar el debate en esta materia. Eso sí, Johnson reconoció que primero es necesario dejar de lado los intereses políticos.

"Los principios en inmigración de los republicanos son un paso serio hacia la reforma migratoria", sostuvo Johnson. "Ahora que los dos partidos han reconocido que el sistema migratorio está resquebrajado y que hay que poner una solución, esto no debería ser usado de una manera u otra para buscar una ventaja política". "Más bien, lo que tenemos que hacer es buscar soluciones de sentido común a un problema que todos sabemos que tenemos", insistió. También el vicepresidente, Joe Biden, apostó hoy por el optimismo en esta materia porque, recordó, "la gran mayoría de los republicanos apoyan la reforma migratoria", aunque el liderazgo no lo quiera reconocer. Boehner "está recibiendo mucha presión de la derecha, que no quiere saber nada (de inmigración), pero creo que él va a lograr superarlo, creo que podemos hacerlo", dijo a la cadena CNN.

MS (dpa/efe)

Publicidad