EEUU insiste en uso de la fuerza contra Irán | Política | DW | 14.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

EEUU insiste en uso de la fuerza contra Irán

Tanto el presidente Bush como la ministra de RREE, Rice, han llamado a aplicar sanciones e incluso utilizar medios militares para hacer desistir a Irán del enriquecimiento de uranio. El conflicto sigue escalando.

Bush: en Irán no se puede confiar.

Bush: "en Irán no se puede confiar".

El presidente de EEUU, George W. Bush, es "escéptico" sobre las posibilidades de una solución pacífica al conflicto con Irán por su programa nuclear, dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan, como informan agencias.

Preguntado si Bush tiene esperanza de que se encuentre una "solución pacífica" a la crisis de Irán, McClellan respondió: "se entiende por qué somos escépticos echando un vistazo a la historia del régimen" iraní.

"Es un régimen que siempre ha escondido sus actividades nucleares a la comunidad internacional y no cumple con sus obligaciones internacionales", agregó, y "mientras continúen por ese camino, creemos que es hora de que el Consejo de Seguridad tome medidas contra la amenaza".

Rice: si no por la razón, entonces por la fuerza

Por su parte, la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, había dicho ayer por la noche que las Naciones Unidas (ONU) deberían aprobar una fuerte medida contra Irán, como por ejemplo una resolución que podría llevar a sanciones o a un posible uso de la fuerza.

Consultada sobre cuáles opciones podría considerar el Consejo de Seguridad de la ONU, Rice dijo que el organismo debería recurrir al capítulo 7 de la Carta de la ONU para compeler a Irán a cumplir las obligaciones internacionales sobre sus planes nucleares.

El capítulo 7 señala que una resolución es vinculante para todos los miembros de la ONU y puede conducir a sanciones, y eventualmente al uso de la fuerza, si se lo solicita específicamente. Una resolución de Capítulo 7 fue vista ya como argumento legal por parte de EEUU para bombardear e invadir Irak en 2003.

Rusia y China se oponen a medidas militares

Rusia y China, países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, se oponen a imponer sanciones o aplicar medidas de fuerza contra Teherán. Los otros miembros del Consejo, incluida Gran Bretaña, se oponen por ahora también a medidas militares.

Estados Unidos, que cree que Irán planea construir una bomba atómica, dice seguir las vías diplomáticas y ha calificado de "completamente infundados" artículos periodísticos en que se afirma que Washington planea una operación militar contra Irán, incluyendo misiles tácticos atómicos.

No obstante, el cariz que están tomando las cosas no permite prever nada bueno. Para muestra basta, además de las declaraciones de Bush, lo que ha dicho además Rice: "Vamos a tener que responder, y no a través de otra declaración ", dijo, refiriéndose a una declaración del Consejo de Seguridad el mes pasado contra Irán.

Esperando el informe del OIEA

El Consejo de Seguridad llamó a Irán a detener todas sus actividades nucleares y, el 29 de marzo, solicitó al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que informe en un plazo de 30 días si es que ello se ha cumplido.

En ese marco, una delegación del OIEA, encabezada por su director y Nobel de la Paz Mohamed El Baradei, se reunió el jueves durante dos horas y media en Teherán con Ali Lariyani, secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní.

En ese encuentro pidió al Gobierno iraní que suspenda temporalmente su programa de enriquecimiento de uranio. Lariyani calificó la petición del director del OIEA de "irracional" e "inaceptable". El conflicto sigue escalando, por lo visto, y en vista de la aventura de Irak, el mundo no puede confiar en que EEUU desista de un ataque militar contra Irán.

DW recomienda