EEUU: demócratas abren una nueva era | El Mundo | DW | 04.01.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

EEUU: demócratas abren una nueva era

Arrecian los aires contra Bush. Por primera vez en 12 años los demócratas dominan ambas cámaras del Congreso. La nueva interlocutora de Bush, Nancy Pelosi, se ha propuesto aprovechar la favorable correlación de fuerzas.

Una nueva orientación para el país fue el lema de campaña en las elecciones legislativas.

Una nueva orientación para el país fue el lema de campaña en las elecciones legislativas.


Cien horas se han dado los demócratas de plazo para hacer pasar en el Congreso una serie de proyectos de ley, en lo que parece una carrera contra reloj. Cien horas para hacer aprobar una reforma ética que establecerá nuevas reglas para los parlamentarios, para mejorar la seguridad interna, para aumentar el salario mínimo, reducir los precios de los medicamentos de receta obligatoria, cien horas para abrir la investigación en células embrionarias, reducir el costo de préstamos escolares y aprobar las recomendaciones de la Comisión del 11-S. Los demócratas se hicieron con el control de la Cámara y el Senado en las elecciones del 7 de noviembre, en gran parte debido al gran descontento público con la guerra de Irak.

El partido demócrata tiene como objetivo una retirada gradual de tropas estadounidenses de Irak, ayudar a los más necesitados del país y ganar perfil de cara a las elecciones presidenciales del 2008. Aunque ambos partidos han prometido trabajar juntos, se esperan grandes batallas. En un momento que marcará la historia, Nancy Pelosi, una demócrata de California, se convertirá en la primera mujer en presidir la Cámara de Representantes en sus 218 años de historia. Según lo estipula la Constitución, Pelosi es segunda en la línea de sucesión presidencial, por detrás del vicepresidente Dick Cheney.

Descendiente de inmigrantes italianos

11.11.2006 WOCHE DEU Demokraten.jpg

La también portavoz (speaker) de la Cámara de Representantes es temida y admirada a la vez. Tiene fama de tener disciplina férrea y saber cómo ganar y manejar el poder. Pelosi de 66 años y madre de cinco y abuela de seis, es celebrada durante tres días en Washington. La fiesta comenzó el miércoles con una recepción en el atrio de cristal de la Embajada de Italia y eso tiene que ver con sus raíces, algo de lo que se siente orgullosa. Su padre Thomas D'Alesandro, nieto de inmigrantes italianos, fue durante muchos años alcalde de Baltimore y de quien aprendió el oficio de la política.

Egresada del Trinity College de Washington, Pelosi es practicante cristiana y crítica de la Guerra de Irak. Pero tras el escenario festivo la nueva presidenta del Congreso prepara sus propuestas políticas. Pelosi quiere aprovechar la mayoría demócrata de 16 votos para hacer pasar una llamada "reforma ética", que deberá poner freno a una serie de escándalos de corrupción. En el futuro los miembros del Congreso tendrán prohibido dejarse invitar a cenar o viajar a costa de empresas o lobbys. Pelosi quiere empezar su gestión purificando el Congreso.

USA Nancy Pelosi bei John Bush in Washington

El presidente Bush recibe a Nancy Pelosi en la Casa Blanca.

"Encontrar oídos a nuestros argumentos"

Bush intentó adoptar un tono positivo la víspera al dirigirse al 110° Congreso y pedir recortes de gastos, un presupuesto más equilibrado, y un consenso sobre Irak. Según el político socialdemócrata alemán, Karsten Voigt, el cambio de correlación de fuerzas en el congreso poco cambiará la cooperación bilateral entre Alemania y Estados Unidos. "En primer lugar el presidente estadounidense seguirá siendo el interlocutor más importante para el gobierno hasta el último día de su gestión. Al mismo tiempo haríamos bien en intensificar nuestras conversaciones con ambos partidos, también con los demócratas que son más fuertes políticamente", señala.

El coordinador de las relaciones entre Alemania y EEUU afirma que Nancy Pelosi es una mujer muy enérgica y comprometida de la que puede esperarse una actitud crítica hacia el gobierno. "Si la sociedad estadounidense y el Congreso debaten sobre una reorientación de su política exterior y de seguridad, incluyendo la política de Irak, entonces será para nosotros europeos, algo más fácil encontrar oídos a nuestros argumentos".

DW recomienda