EE.UU. cree que Siria usó sarín y cloro en ataque químico | El Mundo | DW | 14.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. cree que Siria usó sarín y cloro en ataque químico

Fuentes anónimas de la Casa Blanca dijeron tener pruebas que incriminan directamente al gobierno de Bashar al Assad.

El Gobierno de Estados Unidos informó este sábado (14.04.2018) que en el supuesto ataque químico lanzado en la ciudad de Duma, el gobierno de Bashar al Assad habría usado el agente nervioso sarín junto con cloro. Recordemos que esa acción militar, atribuida al régimen sirio por Estados Unidos y sus aliados, gatilló un ataque con misiles que la madrugada de esta jornada destruyó varias instalaciones militares en Siria.

"La información que tenemos apunta al uso tanto de gas cloro como de gas sarín", declaró una alta funcionaria de la administración estadounidense que pidió el anonimato. "Testigos presenciales corroboran que las bombas fueron lanzadas desde helicópteros del régimen", explicó la mujer, quien denunció que ninguna de las alegaciones hechas tanto por el Gobierno sirio como por Rusia "coinciden" con la información recabada por Washington.

A esta conclusión llegaron los expertos estadounidenses tras analizar también imágenes de las víctimas. La información recabada es bastante exacta con respecto al uso de cloro, y hay una cantidad significativa de pistas que llevan a sospechar que también se utilizó sarín, explicó. "Tenemos los síntomas descritos en la prensa, por ONG y también otras fuentes. Estos son miosis o contracción de la pupila, convulsiones y daños en el sistema nervioso central”, apuntó la funcionaria.

Para despejar dudas

La fuente estadounidense agregó que "estos síntomas no son generados por el cloro, sino por agentes nerviosos. Y son estos síntomas, así como docenas de muertes y heridas reportadas, los que sugieren la presencia de sarín". No es primera vez que se acusa al régimen de Al Assad de usar una mezcla de sarín y cloro contra sus ciudadanos, aunque en esta ocasión los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) no han investigado el sitio exacto donde habría ocurrido el ataque.

Con estas declaraciones el Gobierno estadounidense pretende salir al paso de las voces que han criticado el ataque debido a que este mismo jueves el secretario de Defensa, James Mattis, durante una comparecencia en el Congreso, se mostró cauto ante la posibilidad de un ataque inminente puesto a que aún se estaban "recabando pruebas". "El presidente ha tomado la decisión después de una semana de consultas con sus asesores y sus aliados", explicaron fuentes de la administración durante la teleconferencia.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad