EE. UU.: Trump declara emergencia de salud nacional por crisis de opiáceos | El Mundo | DW | 26.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU.: Trump declara emergencia de salud nacional por crisis de opiáceos

Se trata de una medida de menor alcance de lo que se esperaba en base a las declaraciones que ha ido haciendo en los últimos meses el presidente estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este jueves (26.10.2017) la epidemia de adicción y muertes por sobredosis de heroína y opiáceos como emergencia de salud pública en el país.

"Nos enfrentamos a la peor crisis de drogas en la historia estadounidense", dijo en la Casa Blanca, donde estuvo acompañado por
personas que perdieron a familiares por ello y por adictos rehabilitados. 

Lea también:

Trump da un primer paso para desmantelar Obamacare

Renuncia secretario de Salud de EE. UU. por escándalo con jets privados

"Como americanos, no podemos permitir que continúe, podemos ser la generación que pone fin a la epidemia de opiáceos".  En Estados Unidos muere una media de 91 personas al día por sobredosis de opiáceos, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Este paso dado por Trump, que implementará el Departamento de Salud en base a la ley del Servicio de Salud Pública, permite focalizar los recursos existentes en zonas concretas y flexibiliza leyes y regulaciones para abordar con premura el problema. Sin embargo, no lleva aparejados fondos adicionales.

Cambió de opinión

El mandatario tenía la posibilidad de una declaración de emergencia nacional sobre la ley que sirve para ello en caso de atentado terrorista o catástrofe natural, lo que habría permitido el uso de fondos de FEMA, la agencia federal de gestión de emergencias, pero finalmente no optó por ella.

En Estados Unidos muere una media de 91 personas al día por sobredosis de opiáceos, según los datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

En 2015 murieron 52.000 personas por sobredosis: 20.000 por opiáceos y casi 12.900 por heroína. La cifra de muertes por heroína es casi cuatro veces mayor que la de cinco años antes. Un estudio publicado por "The New York Times" en junio cifra en más de 59.000 las muertes por sobredosis en 2016.

CT (dpa, AFP)

DW recomienda

Publicidad