EE. UU. muestra músculo en Corea del Sur con bombarderos | El Mundo | DW | 13.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. muestra músculo en Corea del Sur con bombarderos

El objetivo del despliegue de los aviones B-1B Lancer es demostrar que hay una “sólida alianza” dispuesta a actuar contra Corea del Norte.

Dos bombarderos supersónicos B-1B Lancer estadounidenses, escoltados por aviones de combate F-15K de Corea del Sur y F-16 de Estados Unidos, sobrevolaron este martes (13.09.2016) el país asiático como señal de advertencia al régimen norcoreano de Kim Jong-un tras su reciente prueba nuclear. El vuelo a baja altura se llevó a cabo cerca de la base de Osan, unos 50 kilómetros al sur de Seúl, informaron las fuerzas de EE.UU. (USFK).

Los aviones estratégicos fueron desplegados especialmente desde la base estadounidense de Guam, en el Pacífico, y con su presencia tanto Seúl como Washington quieren enviar a Pyongyang el mensaje de que “están preparados para responder en todo momento a las amenazas contra la estabilidad y la seguridad” en la región, según un comunicado. No es la primera vez que ambos países deciden dar esta señal de trabajo conjunto y músculo militar.

La demostración de fuerza es “solo un ejemplo de las diversas capacidades militares que forman parte de los recursos de esta sólida alianza para proporcionar y reforzar una amplia disuasión”, afirmó el general Vincent Brooks, comandante de las USFK, citado en el comunicado de las fuerzas estadounidenses. Brooks añadió que la prueba nuclear realizada por Corea del Norte el viernes pasado plantea “una amenaza inaceptable”.

Diálogo con China

En tanto, el enviado de Estados Unidos a Corea del Norte, Sung Kim, dijo que Washington permanece abierto al diálogo con el régimen juche. “Nuestra intención es asegurar lo más posible la resolución (del Consejo de Seguridad de la ONU) que incluye nuevas sanciones a la brevedad”, agregó Kim. El diplomático reveló que su país trabajará a la par con China, el mayor aliado de Pyongyang, para asegurar el cumplimiento de las resoluciones.

El quinto ensayo nuclear realizado por Corea del Norte es el más potente del que se tiene registro en ese país hasta el momento y ha generado una gran preocupación, ya que según Pyongyang sirvió para poner a prueba “con éxito” la miniaturización de cabezas nucleares. El ensayo atómico generó una fuerte condena en la comunidad internacional, y posiblemente el Consejo de Seguridad la ONU imponga nuevas sanciones al régimen de Kim, que ya sufre una fuerte restricción en sus actividades comerciales por la anterior resolución aprobada en marzo.

DZC (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda

Publicidad