EE. UU. acusa a Daimler de sobornos en al menos 22 países | Economía | DW | 24.03.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

EE. UU. acusa a Daimler de sobornos en al menos 22 países

La automotriz alemana Daimler fue acusada por el gobierno estadounidense de sobornar a funcionarios de al menos 22 países por cerca de una década para garantizarse lucrativos contratos estatales.

default

La acusación contra Daimler, dada a conocer hoy, fue presentada el lunes en una corte federal en Washington e incluye dos cargos por violar las leyes de soborno estadounidenses tras una larga investigación de las autoridades sobre las prácticas del fabricante alemán.

La automotriz "se vio involucrada en una práctica de pago de sobornos a 'funcionarios extranjeros'" entre 1998 y enero de 2008, según la acusación presentada por el Departamento de Justicia estadounidense.


Daimler: “Sin comentarios”

Los medios estadounidenses especularon previamente con que las filiales alemana y rusa de Daimler podrían eventualmente reconocer su culpabilidad en estos cargos y estimaron que ya se ha llegado a un acuerdo, según el que la compañía abonará 185 millones de dólares en concepto de multa.

La mitad de dicho monto pasaría al Ministerio de Justicia de Estados Unidos, la otra, a la Comisión de Valores norteamericana (SEC).

"No haremos ningún comentario", declaró esta noche una portavoz de la empresa, que se limitó a hacer referencia a las negociaciones del 1 de abril. Daimler ya había anunciado que pretendía llegar a una solución de común acuerdo con las autoridades estadounidenses.

La misma empresa había hecho un llamado de atención sobre esta problemática en sus informes. Tal es así que en el correspondiente a 2009 se señalaba que las evaluaciones internas llegaron a la conclusión de que se habían "producido pagos indebidos", particularmente en África, Asia y Europa del Este.

“Cientos de pagos indebidos”

Estados Unidos asegura que Daimler realizó cientos de "pagos indebidos" por un total de decenas de millones de dólares a funcionarios en China, Rusia, Egipto, Grecia, Turquía, Indonesia, Nigeria, Tailandia y otros países. Los pagos fueron identificados en los registros de Daimler como "comisiones" o "descuentos especiales", según el Departamento.

Las autoridades de justicia acusan a Daimler bajo las leyes de soborno estadounidense que aplican a compañías extranjeras con subsidiarias norteamericanas.

Daimler ya ha tomado las primeras medidas, como ser regulaciones internas más severas y controles más estrictos.

De llegar a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, Daimler evitaría el camino de las largas y costosas investigaciones.

En el caso de Siemens, las investigaciones paralizaron a la empresa durante meses.

PK/dpa