Ecuador es el nuevo miembro del banco de desarrollo de China | Economía | DW | 06.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

Ecuador es el nuevo miembro del banco de desarrollo de China

El banco chino de desarrollo AIIB, ha aceptado a Ecuador como su primer miembro de América del Sur. Pekín espera que esto le brinde mejores oportunidades para financiar más proyectos de infraestructura.

El nombre lo dice todo: El Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (AIIB) fue creado en 2015 para financiar grandes proyectos de infraestructura. Según sus propias declaraciones, pretende contribuir a "mejorar el desarrollo social y económico en Asia". Para ello, no sólo invierte en Asia, sino también "más allá", como lo indica en su página web.

La fuerza detrás de la fundación de la AIIB fue China. La República Popular tiene, por mucho, la mayor participación en el capital del banco y tiene alrededor del 27 por ciento de los derechos de voto. El banco, con sede en Pekín, no puede decidir nada en contra de la voluntad del Estado.

Sin embargo, China ha logrado encontrar un gran número de socios: La AIIB cuenta ahora con 44 miembros de Asia y 31 de otras regiones, incluyendo Ecuador, el más recién llegado y primer país latinoamericano. Otros 25 países han expresado su interés y figuran en la lista de "futuros miembros".

Estados Unidos y Japón se niegan

Después de China, India (7,6 por ciento) y Rusia (6,0 por ciento) son los países con más derechos de voto. Según los estatutos del banco, tres cuartas partes de los derechos de voto están reservados a los miembros asiáticos. Con el 4,2 por ciento, Alemania es el cuarto miembro más fuerte, seguido de Francia y Gran Bretaña.

Por su parte, Estados Unidos y Japón no buscaron unirse al AIIB o apoyar una institución que consideraban controlada por China. Asimismo, se quejaron de su competencia con otras organizaciones de desarrollo, como el Banco Mundial en Washington o el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) con sede en Manila.

Tras sostener ceremonia de inauguración, la AIIB comenzó a trabajar oficialmente a principios de 2016. (picture alliance/ZUMA Press/L. Weibing)

Tras sostener ceremonia de inauguración, la AIIB comenzó a trabajar oficialmente a principios de 2016.

China, por otra parte, hizo hincapié en que el AIIB no debería competir con otros bancos de desarrollo, sino trabajar conjuntamente con ellos. El argumento era que se necesitaba urgentemente de otro banco para financiar los proyectos de inversión. "Las necesidades de financiación de la infraestructura básica en Asia son enormes", dijo el presidente chino, Xi Jinping, en enero de 2016, cuando la AIIB comenzó oficialmente sus operaciones.

Desde entonces, el banco ha invertido casi diez mil millones de dólares en aproximadamente 50 proyectos, que van desde la construcción de centrales eléctricas en Myanmar y la expansión de la banda ancha en Omán, hasta la energía solar en Egipto y una red de aguas residuales en el estado indio de Andhra Pradesh.

Nueva Ruta de la Seda

Sin embargo, el Presidente Xi dejó claro desde el principio que el AIIB también debería promover los "vínculos económicos" entre los países de la región de Asia y el Pacífico. Esto podría incluir proyectos bajo la "Nueva Ruta de la Seda", también conocida como la iniciativa "Belt and Road".

En este importante proyecto, China está financiando inversiones en infraestructura en numerosos países con la esperanza de mejorar las rutas comerciales y abrir nuevos mercados. China ha creado un fondo específico para este fin y también está concediendo préstamos directos. AIIB también puede actuar como prestamista.

El compromiso chino en África es el principal titular. Pero China también está activa en América Latina: A finales de 2018 Ecuador se unió oficialmente a la iniciativa "Belt and Road". En esa ocasión, el país también recibió un préstamo de China por 900 millones de dólares. Otros países latinoamericanos que se han unido al proyecto de la Ruta de la Seda son Panamá, Cuba, Venezuela, Chile, El Salvador y Trinidad y Tobago.

"Por primera vez, Ecuador forma parte de una organización financiera asiática", dijo el martes un comunicado del Ministerio de Economía y Finanzas ecuatoriano. Anteriormente, el país figuraba en la lista como "futuro miembro" de la AIIB.

Los miembros con pleno derecho tienen "ventajas para la promoción del desarrollo", continúa. A modo de ejemplo, el Ministerio citó préstamos directos, garantías e inversiones en empresas que operan en el país.

(ee/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda