1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Duro golpe a la Orden de Captura Europea

Emilia Rojas Sasse18 de julio de 2005

El tribunal Constitucional de Alemania desautorizó una ley promulgada para hacer efectiva la Orden de Captura Europea, con lo cual impidió la extradición a España de un germano-sirio acusado de terrorismo.

https://p.dw.com/p/6vqa
Mamoun Darkazanli abandona la prisión en Hamburgo.Imagen: AP

Según algunos, fue un día negro para la lucha contra el terrorismo en Europa. Para otros, fue un momento brillante para la defensa de los derechos ciudadanos. La decisión del Tribunal alemán de Garantías Constitucionales, en todo caso, tiene mucha tela que cortar. En concreto, los magistrados acogieron una queja presentada por el ciudadano alemán de origen sirio Mamoun Darkazanli, cuya extradición era solicitada por España donde se lo acusa de complicidad con la red terrorista de Osama Bin Laden.

Consecuencias políticas

Desde el punto de vista político, ciertamente la noticia tiene dinamita. Para comenzar, deja a Alemania al margen de una norma de la Unión Europea vigente en los restantes 24 países miembros, con cuya aplicación sólo parece haber ciertos problemas en Polonia. La Orden de captura europea, que emana de una resolución del año 2002 y entró en vigor el año pasado, fue presentada en su momento como un gran avance en la lucha mancomunada contra el terrorismo. En concreto, ésta posibilita reducir los plazos para la extradición de personas buscadas dentro de la UE, de 9 meses a 45 días y se aplica a un catálogo de 32 delitos. Entre ellos figuran los de terrorismo, asesinato, tráfico de personas y también otros de otro carácter, como corrupción, estafa o cibercriminalidad.

El veredicto del Tribunal de Garantías Constitucionales no pone en duda los postulados de la Orden de Captura europea, sino la ley alemana promulgada para poner en práctica el marco legal de la UE en esta materia. Los jueces consideraron que los parlamentarios germanos no utilizaron en la medida necesaria el margen de movimiento que deja la normativa comunitaria, en resguardo de los derechos de los ciudadanos alemanes. Por ejemplo, subrayaron que para extraditar a un alemán se requiere que el delito que se le imputa haya sido cometido principalmente en el extranjero. Además sostuvieron que el afectado debe poder recurrir a los tribunales para aclarar su situación.

Extradicción frustrada

En suma, no es la Orden de Captura Europea la que quedó en entredicho, sino la labor de los legisladores germanos, que ahora deberán volver a ocuparse del tema y promulgar una ley acorde con los principios de la Constitución. Y tendrán que hacerlo rápido, para evitar un mayor descrédito. Al margen de las consecuencias políticas, en la práctica el fallo de la corte constitucional supuso la inmediata puesta en libertad de Mamoun Darkazanli, un comerciante de 46 años, nacido en Damasco, quien abandonó de inmediato la prisión en que se hallaba confinado en Hamburgo. Y eso resulta difícil de digerir para la policía y para la ministra de Justicia alemana, Brigitte Zypries, considerando que las sospechas que recaen sobre Darkazanli son graves.

Las autoridades españolas lo acusan de haber respaldado logística y financieramente a Al Qaeda en Alemania, España y Gran Bretaña. Ya en 1996 había sido objeto de una investigación en Francfort, por lavado de dinero. Tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y Washington, se lo vinculó varias veces con Osama Bin Laden. Sin embargo, las pruebas en su contra no fueron suficientes para iniciar un juicio en su contra en Alemania. En España, en cambio, las pesquisas encabezadas por el juez Baltasar Garzón parecen haber arrojado resultados con suficiente asidero como para pedir su extradición, pero también esa posibilidad ha quedado, por ahora, descartada.