Dos exrehenes británico-iraníes llegan a Reino Unido tras largo cautiverio | Europa al día | DW | 17.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Dos exrehenes británico-iraníes llegan a Reino Unido tras largo cautiverio

Dos británico-iraníes llegaron la madrugada del jueves (16.03.2022) al Reino Unido tras varios años de calvario en Irán, donde estaban encarcelados por cargos de sedición y espionaje que ellos negaban.

"En paralelo" a la liberación de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, de 43 años, y de Anoosheh Ashoori, de 67, Londres anunció que había saldado una antigua deuda con Teherán de 394 millones de libras (518 millones de dólares), aunque sin establecer ningún vínculo entre ambos hechos.

Los dos aterrizaron en la base aérea RAF Brize Norton, en el suroeste de Inglaterra, a las 01H08 (local y GMT) tras una escala en Oman. Los dos aparecieron distendidos y sonrientes, saludando a las cámaras antes de dirigirse al interior del aeródromo.

El ingeniero jubilado Anoosheh Ashoori, detenido en Irán en agosto de 2017 cuando visitaba a su madre y condenado a 10 años de cárcel por espionaje a favor de Israel, "fue liberado" debido "a su avanzada edad y su condición física", informó un portavoz judicial iraní citado por la agencia de noticias Fars.

También Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada a prisión por sedición en 2016, "está regresando a casa", dijo en Twitter la diputada británica Tulip Siddiq, antes de que el gobierno de Boris Johnson confirmase el regreso de ambos.

"Podemos volver a ser una familia normal", afirmó Richard Ratcliffe, que luchó sin descanso durante años para que el ejecutivo británico obtuviese la liberación de su esposa, cuyo caso conmocionó al país.

Los familiares siempre han denunciado que ambos habían sido retenidos como rehenes hasta que el gobierno británico saldara la deuda de 394 millones de libras por una venta de tanques que fue cancelada cuando la revolución islámica derrocó al Sha de Irán en 1979. (afp)

DW recomienda