Dos explosiones en complejo turístico en Tailandia | El Mundo | DW | 11.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Dos explosiones en complejo turístico en Tailandia

Al parecer, dos bombas explotaron en el resort de playa de Hua Hin, en Tailandia, y causaron la muerte de una mujer y heridas a otras 20 personas

Dos bombas explotaron el jueves (11.08.2016) en el resort de playa de Hua Hin, en Tailandia, y causaron la muerte de una mujer y heridas a otras 20 personas. Así lo reportó un corresponsal de la BBC vía Twitter citando a la policía local. Las bombas estaban escondidas en materos y fueron detonadas por teléfonos celulares, dijo la policía, según Jonathan Head de la BBC.

La persona fallecida es una tailandesa que atendía un puesto ambulante frente a un bar y que murió de las heridas que le produjo la segunda explosión, la única que causó víctimas, según fuentes policiales citadas por el diario Khaosod. La primera bomba estalló unos veinte minutos antes a unos cincuenta metros de distancia.

Dos británicos figuran entre el grupo de heridos, de acuerdo al jefe de la policía local, el coronel Sutthichai Srisopacharoenrat, citado por el diario local Bangkok Post. Los heridos se encuentran atendidos en el Hospital San Paulo, el Hospital Hua Hin y un ambulatorio del Hospital Bangkok.

Detonadas por celular

La Policía ha abierto una investigación de las bombas que, según los primeros indicios, fueron detonadas por teléfono móvil. Nadie ha reclamado la autoría de las explosiones consecutivas en Hua Hin. Varias horas antes, un tailandés murió y otros siete resultaron heridos después de que una bomba estallase en un mercado de la capital de la provincia de Trang, situada en el sur de Tailandia, una región que es escenario de un conflicto separatista musulmán que ha causado más de 6.500 muertos desde 2004.

La víctima mortal en Trang es uno de los vendedores del zoco, un tailandés de 51 años de edad, que falleció en la mesa de operaciones de un hospital. Los atentados y ataques en Tailandia son habituales en el sur del país, que es escenario de un conflicto separatista que se ha cobrado más de 6.500 muertos desde 2004. Las explosiones en Bangkok y otras ciudades del centro y norte del país son raras. El 17 de agosto de 2015, 20 personas murieron y 125 resultaron heridas cuando estalló una bomba en el templo de Erawan, en el centro comercial de Bangkok.

Tailandia se encuentra gobernada por una junta militar desde el golpe de Estado de 2014 y acaba de aprobar en referéndum, celebrado el 7 de agosto, una nueva Constitución que abrirá el camino para la celebración de elecciones generales el año que viene.

MS (BBC/dpa/Reuters/efe)

DW recomienda

ADVERTISEMENT