Dortmund da el primer golpe y derrota 2-0 al Bayern Múnich | Deportes | DW | 13.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Dortmund da el primer golpe y derrota 2-0 al Bayern Múnich

Los dos equipos más grandes de Alemania se enfrentaron por la Supercopa. El triunfo quedó en manos de Jürgen Klopp. Pep Guardiola deberá esperar.

No es la presea más importante en discusión esta temporada, pero la Supercopa de Alemania disputada este miércoles (13.08.2014) en Dortmund supuso el primer apronte para las dos mayores escuadras de la Bundesliga, que se vieron las caras por primera vez desde el Mundial de Brasil, con nuevos rostros sobre el terreno de juego y la misma rivalidad que los hace enemigos deportivos enconados.

Esta vez, los dirigidos por Pep Guardiola se retiraron a casa con los bolsillos vacíos, luego de una impecable presentación de los hombres de Jürgen Klopp, quienes recibieron el trofeo ante una fanaticada que repletó el Signal Iduna Park precisamente para eso: ver a los suyos reeditando el triunfo que habían obtenido en 2013 ante los mismos rivales por un aún más vistoso 4-2.

Mkhitaryan festeja su tanto, el primero del Borussia en el partido.

Mkhitaryan festeja su tanto, el primero del Borussia en el partido.

El Borussia impuso un ritmo que los jugadores de Múnich fueron incapaces de seguir. La mejor prueba está en que el arquero Manuel Neuer, el mejor futbolista del año en Alemania, se convirtió nuevamente en una figura gigante, atajando prácticamente todo. Prácticamente. Porque el gol del armenio Henrikh Mkhitaryan era imposible de detener. El 10 amarillo tomó el balón en la mitad del terreno, recibió un rebote de un pase fallido y bombardeó a Neuer.

Mejor táctica

Ni el ingreso en el segundo lapso de Philipp Lahm en reemplazo de Thomas Müller pudo cambiar la cara del partido. Tampoco el abucheado Mario Götze, a quien la hinchada del Dortmund no le perdona el haber cambiado la camiseta amarilla por la roja del Bayern, pudo despertar a los muniqueses, que vieron cómo en el minuto 62 Pierre Emerick Aubamayang cabeceó en el área chica, ampliando la ventaja para los locales. Un 2-0 justo.

Si bien es cierto que el equipo de Guardiola debió bregar contra varias ausencias obligadas, como las de Rafinha y Franck Ribéry, no es menos cierto que el Borussia tuvo también a varios de sus mejores hombres fuera de la cancha. El planteamiento de Klopp fue más efectivo que el del español (como prueba, la magistral forma en que Sokratis Papadoupoulos anuló al delantero Robert Lewandowski) y la revalidación del título fue un merecido premio a esa correcta forma de pensar el partido.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda