Discurso de Martin Schulz causa protesta en la Knesset | El Mundo | DW | 12.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Discurso de Martin Schulz causa protesta en la Knesset

Diputados conservadores abandonaron la sala plenaria como reacción a las palabras del presidente del Parlamento Europeo en defensa de los derechos de los palestinos, según informan medios israelíes.

Diputados del derechista Partido de los Colonos de Israel, del ministro de Economía Naftali Bennet, abandonaron la sala de la Knesset durante un discurso en alemán del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, informaron medios israelíes.

Los diputados de derecha gritaron "vergüenza" mientras abandonaban la sala del parlamento israelí en protesta por el discurso, acusando a Schulz de mentir. El político europeo no reaccionó por el momento a las acusaciones.

Durante su discurso, Schulz dijo que un joven palestino le había contado que los israelíes en Cisjordania lograban cuatro veces más agua potable que los palestinos, y preguntó si eso era cierto. Además advirtió que el bloqueo de Israel a la Franja de Gaza podría servir de argumento a los extremistas palestinos, de lo que podría derivarse en una nueva amenaza para la seguridad de Israel.

En su página de Facebook, Bennett acusó a Schulz de mentir y le exigió que se disculpe. "Llamo al presidente del Parlamento Europeo a distanciarse de esas dos mentiras", señaló Bennett. "No acepto mentiras de un alemán", añadió.

Según los medios israelíes, la falta de agua de los palestinos es sobre todo consecuencia de la falta de infraestructuras. Además argumentaron que el bloqueo a Gaza se levantó en gran medida y sólo sigue vigente para la importación de materiales que podrían utilizarse para construir armas o búnkeres y que Israel sólo prohíbe salir de la Franja a los palestinos en determinados casos.

UE pide pragmatismo

Por otro lado, el diputado Moshe Feigling, miembro del partido Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y conocido por sus declaraciones extremas, tampoco asistió al discurso. "Me ausenté durante el discurso porque no es adecuado que en el Parlamento del Estado judío se dé un discurso en la lengua en la que nuestros padres fueron empujados a los vagones de tren y a los crematorios", escribió en Facebook.

Poco antes del discurso en la Knesset, Schulz se quejó de una sensibilidad exagerada en Israel frente a las críticas de Europa. "La crítica mutua es totalmente normal en las democracias", respondió a los periodistas israelíes.

Éstos acusaron a Europa de criticar la política de ocupación y asentamientos de Israel en los territorios palestinos y sólo mencionar de pasada violaciones de los derechos humanos en otros lugares como en Siria. "La UE tiene una relación especial con Israel pero ello no significa que tenga que estar de acuerdo con cada decisión del gobierno israelí", dijo Schultz.

La UE pide pragmatismo en el proceso de paz israelo-palestino. "Los asentamientos israelíes son ilegales según la la Convención de Ginebra, pero también son reales", dijo. "No necesitamos discutir si son legales o ilegales, sino buscar soluciones prácticas", dijo Schulz, que se mostró en contra de un boicot contra Israel.

AG (dpa, AFP)

Publicidad