Directivo del Bundesbank pronostica islamización de Alemania | Alemania | DW | 29.08.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Directivo del Bundesbank pronostica islamización de Alemania

La polémica sigue acompañando a Thilo Sarrazin, directivo del banco central alemán y militante socialdemócrata. Llega a las librerías su libro "Alemania se abole". Políticos de todas las tendencias exigen su dimisión.

No quiero que el país de mis nietos sea mayoritariamente musulmán, afirma Sarrazin.

"No quiero que el país de mis nietos sea mayoritariamente musulmán", afirma Sarrazin.

El directivo del Bundesbank alemán y antiguo titular de Finanzas del gobierno de la ciudad Estado de Berlín, Thilo Sarrazin, vuelve a acaparar los titulares de la prensa germana a golpe de polémica. Nada extraordinario para un personaje que en los últimos tiempos ha levantado ampollas en la opinión pública alemana con sus reiteradas y controvertidas declaraciones acerca de un tema, cuando menos, delicado: la integración de los inmigrantes en Alemania.

"Alemania se abole"

En esta ocasión, el detonante ha sido la publicación, en los medios alemanes, de algunos extractos de un libro escrito por Sarrazin y que llegará este mismo lunes (30.08.2010) a las librerías alemanas. Bajo el título "Deutschland schafft sich ab" ("Alemania se abole"). Entre otras afirmaciones, el directivo del Bundesbank pronostica una islamización de Alemania en las próximas décadas.

Un proceso que no es precisamente de su agrado. "No quiero que el país de mis nietos y bisnietos sea un país mayoritariamente musulmán, en el que se hable árabe y turco predominantemente, en el que las mujeres lleven el pañuelo islámico y en el que la vida cotidiana esté marcada por el llamado del muecín", afirma en uno de los fragmentos. Además, Sarrazin afirma que los inmigrantes musulmanes se integran en toda Europa "peor que otros grupos de inmigrantes", una circunstancia que achaca a la propia "cultura del islam". Como colofón, asegura que los inmigrantes musulmanes "le cuestan a la sociedad más de lo que aportan debido a su escasa actividad laboral y a los beneficios sociales que reciben".

Buch von Thilo Sarrazin Deutschland schafft sich ab

"Deutschland schafft sich ab" -"Alemania se abole"-, el libro de la polémica.

Pero no sólo los fragmentos avanzados del libro han generado polémica. También las declaraciones de Sarrazin en las diferentes entrevistas concedidas en los días previos a su publicación. Como las que recoge el diario "Welt am Sonntag": "todos los judíos comparten un determinado gen. También los bascos tienen determinados genes que los diferencian de otros".

Rechaza las críticas

Consciente de lo controvertido de sus manifestaciones, Sarrazin se defiende. Por ejemplo, de aquellos que exigen que abandone el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD): "seguiré afiliado al SPD hasta el final de mis días. Entré en otoño de 1973. El canciller federal de entonces se llamaba Willy Brandt". Afirmaciones, las de Sarrazin, a la emisora Deutschlandfunk. Peticiones de renuncia al margen, el directivo del Bundesbank abunda en las tesis que defiende en su libro: "Que vietnamitas, portugueses o españoles hayan tenido y tengan un nivel de integración sensiblemente mejor que el de los inmigrantes musulmanes no puede deberse a ningún tipo de discriminación".

Pero si algo ha conseguido Sarrazin con sus declaraciones y con lo publicado hasta ahora sobre su libro es una casi total unanimidad entre políticos de todas las tendencias. Unanimidad, por supuesto, en su contra. Desde la delegada de integración del Gobierno alemán, Maria Böhmer -"Sarrazin hace una caricatura de la cuestión de la integración"- hasta el propio ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg (de la Unión Socialcristiana de Baviera, CSU): "con sus declaraciones, Sarrazin ha sobrepasado definitivamente la frontera de la provocación".

Desde la Unión Cristianodemócrata (CDU), el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se ha mostrado satisfecho de que "Sarrazin no pertenezca a mi partido. Me avergonzaría si alguien de mi partido dijera cosas parecidas". Desde el Consejo Central de los Judíos en Alemania, Stephan Kramer, acusó a Sarrazin de "racismo", reproches que hicieron extensivos los diferentes representantes de las organizaciones musulmanas con sede en el país.

Autor: EV/dpa/reuters

Editor: Claudia Herrera-Pahl

DW recomienda