Difícil rescate de las víctimas del terremoto en China | El Mundo | DW | 05.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Difícil rescate de las víctimas del terremoto en China

El número exacto de víctimas en el terremoto producido el pasado domingo es aún incierto, pero se acerca al medio millar. Además hay unos 2.000 heridos. La lluvia complica las tareas de rescate.

El terremoto, de magnitud 6,5 en la escala de Richter, se produjo en la tarde del domingo (03.08.2014). Decenas de miles de personas tuvieron que ser evacuadas y fueron destruidas miles de viviendas. Los rescatistas continuaban este martes con la búsqueda de víctimas. Además, limpiaban las calles de escombros para poder llegar a los pueblos ubicados alrededor del epicentro, que quedaron aislados por el sismo.

El terremoto fue el peor en Yunan desde hace 14 años, según las autoridades. Aparte de las víctimas mortales, hay una docena de personas que siguen desaparecidas y 2.373 están heridas, según los datos de las autoridades actualizados hoy. El sismo, de 6,5 grados en la escala de Richter, ha obligado a evacuar a 230.000 personas después de que se derrumbaran sus casas. Cerca de 124.000 viviendas se derrumbaron tras el terremoto y muchas otras se vieron seriamente dañadas, debido a la vulnerabilidad de las construcciones de la zona, hechas de madera y de antigua construcción.

Difícil tarea de rescate

Decenas de miles de policías, bomberos y soldados continúan trabajando en el área afectada, exclusivamente agrícola y una de las más pobres de China, para hacer llegar a los supervivientes comida y medicinas, al mismo tiempo que siguen buscando cualquier persona que quede con vida bajo los escombros.

Tanto la lluvia, que comenzó a caer tras el terremoto, y que aún persiste, como los corrimientos de tierra posteriores al temblor, están complicando las tareas de rescate y la llegada de ayuda humanitaria. Muchos supervivientes siguen esperando al raso, algunos de ellos semidesnudos, a que lleguen las provisiones, mientras los equipos médicos alertan de que algunos heridos que tratan en hospitales de campaña necesitan ser trasladados a mejores centros.

Numerosos caminos aún están cortados, y se han formado grandes lagos que han inundado una veintena de casas en la zona, según alerta Xinhua. Se esperan lluvias torrenciales para los próximos días, que pueden causar nuevos corrimientos de tierra y dificultar aún más el trabajo en la zona. Además, los geólogos también advirtieron sobre la posibilidad de fuertes réplicas del sismo.

MS (dpa/efe)

Publicidad