Dictan prisión a presuntos enlaces de ETA | Europa | DW | 13.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Dictan prisión a presuntos enlaces de ETA

La Justicia española decretó prisión condicional sin fianza para los ocho detenidos el pasado miércoles en el País Vasco por su presunta relación con los presos de ETA, en una operación que disparó la tensión en la región del norte de España.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco considera que los arrestados actuaban como enlaces entre la dirección del grupo armado independentista vasco y los presos de la banda, repartidos en más de 70 cárceles de España y Francia.

Riesgo de fuga

Velasco decidió enviarles a prisión al considerar riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. En un auto hecho público hoy recuerda que los detenidos "no aparecieron reunidos" en el despacho intervenido por las fuerzas de seguridad el miércoles, sino "dispersos destruyendo documentos".

"Ha aparecido un pen drive machacado conscientemente, otros escondidos en el interior de cojines de sofás (...) e incluso ordenadores con cables arrancados", describe el magistrado.

Un posible error del Ministerio de Interior hizo que minutos antes de la polémica operación policial se enviara una nota a los medios informando de la misma, lo que pudo alertar a los ahora detenidos.

Velasco considera que los dispositivos y documentos incautados vinculan a "directamente" a los detenidos con estructuras que conforman "parte crucial" del grupo armado.

Sostiene que las reuniones organizadas en el despacho de una de las detenidas, la abogada Arantza Zulueta, eran "clandestinas" y que el grupo de enlace con los presos constituía "un brazo más" de ETA.

"Un paso atras"

Las detenciones provocaron la pasada semana las críticas de los partidos independentistas del País Vasco y del propio gobierno regional, que las consideró "un paso atrás" en el llamado "proceso de paz" del País Vasco, después de que ETA anunciara el cese definitivo de la violencia hace más de dos años.

La operación policial tuvo lugar pocos días después de que los presos de la banda reconocieran por primera vez de forma pública y unánime el daño causado por el grupo armado en su afán por conseguir la independencia del País Vasco.

El juez Velasco es el mismo que prohibió, la pasada semana, una manifestación de apoyo a los presos en Bilbao. Los partidos nacionalistas e independentistas vascos reaccionaron convocando una marcha alternativa que sacó a decenas de miles de personas a la calle.

ETA cometió los primeros atentados en la década de los 60 y desde entonces ha matado a más de 800 personas. En octubre de 2011 anunció el cese definitivo de la violencia, pero no ha entregado las armas ni se ha disuelto, condiciones que exige el gobierno de Mariano Rajoy.

DPA

Publicidad